Avenida cumple con el guión y se lleva la Copa regional 'de calle'

Continúa invicto en esta pretemporada al vencer al Embutidos Pajariel de Bembibre por un apabullante 73-37.

FICHA DEL PARTIDO

 

73 AVENIDA (29+24+11+12): Elonu 10, Domínguez 10, Quevedo 6, De Souza 17, Gil 10 –cinco inicial- Nicholls 4, Asurmendi 2, Abdi 7, Moss 10.

 

37 BEMBIBRE (7+8+12+10): Astrom 2, Pasic 11, Dornstauder 0, Stanacev 6, Gustavson 7 –cinco inicial- Brown 0, Aliaga 9, Nddoye 2, González 0, Ganzo 0, Rakovic 0.

 

ÁRBITROS: Jorge Martínez y David Sánchez. Sin eliminadas.

 

INCIDENCIAS: Municipal de Würzburg.

Cinco minutos -10 a lo sumo- duró el partido de la final de Copa de Castilla y León. Lo que tardó Avenida en ajustarse en ataque y hacer los deberes en defensa. Su rival, el Embutidos Pajariel de Bembibre llegó hasta el 7-5 inicial, para sucumbir con estrépito ante el transatlántico charro.

 

Ortega, en esta ocasión, bastante tuvo desde el banquillo con tratar de mantener activas y concentradas a las suyas ante un rival tan inferior en este choque. Y a fe que lo consiguió –con excepciones lógicas- rotando a las suyas para que ninguna pasara de los 12 minutos jugados al descanso –salvo las excepciones de Erika y Gil que se fueron a los 14-. Y todo esto con un apabullante 53-15 en el luminoso de Würzburg.

 

Y es que las bercianas no fueron capaces de parar a Erika en la pintura en el inicio del partido, ni a Moss por fuera, ya con más minutos sobre la cancha. Solo en el tercer parcial se vieron más lagunas en el bando azulón, más por falta de concentración que otra cosa, lo que provocó que las leonesas se llevaran el mismo por un ajustado pero pobre (a tenor de lo visto antes) 11-12. Lo mismo sucedió en los últimos 10 minutos, con el partido ya completamente finiquitado (12-10).

 

Una prueba más para las charras, más mental que física, que también sumará.