Avenida aprende por las malas que no hay peor cuña que la de la misma madera

Wheeler es taponada al intentar entrar a canasta (Foto: CB Avenida

Perfumerías Avenida sufre su primer revés de la temporada (62-51) con un Gernika Bizkaia que puso la misma o más intensidad defensiva, más orden además y encontró mejores soluciones en ataque ante un equipo azul preocupantemente negado ante el aro. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

62 GERNIKA BIZAKIA (17+7+18+19): L. Jefferson (10), M. Asurmendi (6), S. Pirsic (6), M. Pina (15), A. Carter (12) -cinco inicial-, I. García (6), V. Llorente (3), N. Diez (3), G. Alonso (0).

 

51 PERFUMERÍAS AVENIDA (8+13+16+14): Silvia Domínguez (5), Chrissy Givens (6), Adaora Elonu 18), Laura Gil (2), Jelena Milovanovic (9) -cinco inicial-, Erica Wheeler (7), Tijana Krivacevic (2), Gabriela Marginean (2). 

 

ÁRBITROS: Daniel Pazos Pazos y Carlos Javier García León.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 6 de Liga disputado en el Polideportivo Maloste. 

Lo que sabía Perfumerías Avenida se confirmó. Como madera de la misma cuña, Gernika Bizkaia busca crecer en los partidos desde la defensa y desde ahí crece en ataque. Contra las azules no iba a variar ese guión y aunque el equipo salmantino era consciente de ello y para ello se había preparado, no encontró en el arranque del partido ninguna fórmula para combatir el ímpetu en la salida de su rival.

 

Los dos apostaban por lo mismo, aplicarse atrás, pero mientras Gernika encontraba acierto, a veces con fortuna y otras por abrasión hacia el aro, a Avenida se le fue encogiendo la mano con el paso de los minutos. A los primeros puntos de una inspiradísima Pina -los primeros 7 de su equipo fueron suyos-, respondían de inicio Silvia, Gil y Elonú pero el partido se atacó con un 9-6 en el marcador en unos minutos en los que Avenida defendía bien pero se precipitaba mucho en ataque, sin provocar esfuerzo defensivo de un Gernika que encima encontró en la línea de tres un aliado perfecto.

 

Durante unos minutos e acierto tres triples casi consecutivos dispararon su ventaja y en Avenida ni las rotaciones ni el tiempo muerto conseguían mejorar las prestaciones en ataque donde incluso se erraba en lanzamientos en solitario bajo canasta. 

 

En ataque era un partido inofensivo, algo mejor de Gernika pero sin grandes alardes y para muestra el hecho de que tras el tiempo muerto de Ortega con 17-8 en el marcador y más de dos minutos de cuarto por jugarse se llegara al final del parcial sin que ninguno de los dos equipos anotara y con apenas tres lanzamientos al aro.

 

Perfumerías Avenida empezó a tener claro que por el ataque no era un partido que se fuera a llevar y subió un punto más la intensidad de atrás para intentar meter otro ritmo al segundo cuarto. Si había fallo frente al aro que fuera de los dos y a fe que se consiguió. No iba a ser un primer tiempo que pasara a la historia del baloncesto de ataque y sino basta con mirar la estadística del tiro de tres -4 de 14 tiros para las locales y 0 de 5 para las azules-.

 

Mandaban las defensas, aunque dstintas. La de Avenida más presionante y de ayudas, la de Gernika muy intensa en individual pero ya en su zona, cerrándose mucho sobre el aro aprovechando que en el tiro su rival no estaba especialmente bien y cerrando así los caminos de la penetración. 

 

Al menos Avenida anotó rápido un parcial de 0-4 que igualó el duelo algo más aunque Gernika se resisitó a dejar el mando durante todo ese cuarto y acabó yéndose al descanso tres arriba, 24-21. 

 

Regresó apuntando mejora de vestuarios del equipo de Salamanca con cuatro puntos seguidos después de dos buenas defensas y de poder anotar con facilidad en transición.  Pero Gernika está en un punto de confianza que le lleva a perseverar y cada vez que se acercaba Avenida durante el cuarto, pegaba un tirón. Haciendo la goma, las locales se apoyaban en el acierto de Pina -que en los últimos tiempos juega supermotivada ante Avenida-, para volver a coger una renta de seis puntos que en un partido con tantas dificultades para anotar le eran suficientes para mantenerse siempre por delante. Ortega ponía juntas a Wheeler y a Silvia Domínguez en pista para afrontar el último tramo del cuarto pero ni aun así se encontraban fórmulas para dar la vuelta al partido, seguía sin entrar un triple y ya eran seis los tiros libres errados, y se afrontaban los últimos diez minutos con cinco puntos de desventaja, 42-37. 

 

Pina ataca ante la defensa de Elonú 

 

El partido no era bueno pero sí aparecieron las figuras que fueron creciendo en él hasta que llegó su explosión en el último parcial. Elonú sacó galones anotó cuatro puntos seguidos para poner a Avenida a tiro de Gernika y justo entonces también llegó el primer triple del duelo para las visitantes de mano de Milovanovic. La respuesta local llegó de la mano de Carter que con cinco puntos de manera consecutiva puso a Gernika cuatro arriba, 50-46, a tres minutos del final. 

 

El duelo parecía abocado a un final igualadísimo y, sin embargo, Gernika pegó un golpe sobre la mesa ante un Avenida sorprendido por la furia que desataron las locales con dos triples consecutivos que 1'42" situaban un 55-46 que ya parecía imposible de remontar. El equipo vasco tuvo más claro desde el minuto uno qué debía hacer para ganar un partido a cara de perro en el que había que defender pero también saber atacar. Avenida aprende que no hay peor cuña que la de la misma madera.