Ausbanc dejó tirados a los conductores afectados por la gran nevada de 2004 en Burgos

Ausbanc renunció a defender a los afectados por una gran nevada en la autopista AP-1 de Burgos en 2004 a cambio de que la concesionaria pagara más de 400.000 euros en publicidad en las revistas de la falsa asociación de consumidores.

La investigación que lleva a cabo la UDEF para esclarecer las actividades de Ausbanc está revelando todo tipo de actuaciones que están muy lejos de lo que se podría esperar de una asociación de defensa de los consumidores. Cada vez está más claro que la asociación de Luis Pineda, en la cárcel desde hace más de un año acusado de extorsionar a bancos y cajas, estaba muy lejos de los objetivos que pregonaba y era, en realidad, una fábrica de dinero para su presidente y en la que no dudaba en dejar 'tirados' a sus propios clientes y asociados.

 

Además de cobrar cantidades millonarias a entidades financieras bajo la amenaza de campañas de difamación, se ha sabido que se financiaba con actos grandilocuentes como una declaración de los derechos de banca por la que el Ayuntamiento de Salamanca pagó 80.000 euros. Si Pineda llegó a retirarse de las causas contra bancos y cajas perjudicando los intereses de usuarios que habían sido afectados por las preferentes o la cláusula suelo, ahora ha salido a la luz un capítulo que publica 'El Confidencial' que lleva al extremo los comportamientos del entramado Ausbanc.

 

Según el diario digital, Ausbanc decidió renunciar a la defensa de usuarios que se habían visto atrapados en la gran nevada que colapsó la AP-1 en Burgos en 2004. En febrero de aquel año, una nevada sorprendió a centenares de vehículos en la autopista que une Burgos con Armiñón. La empresa concesionaria les cobró el peaje, pero no les advirtió del corte por las inclemencias meteorológicas. El resultado, 250 coches atrapados y hasta 5.000 personas pasando la noche en polideportivos como el de Pancorbo.

 

Ausbanc reunió a los afectado que reclamaron en los juzgados. Consiguieron 150 euros de indemnización (muchos pagaron más por iniciar el pleito), pero tenían la posibilidad de recurrir para conseguir más. Ausbanc decidió que no. El motivo, según la UDEF, un acuerdo con la concesionaria de la autovía para que invirtiera más de 400.000 euros en inserciones publicitarias en las revistas del entramado de Ausbanc, las mismas que usó para sus tácticas de extorsión a bancos y cajas, a cambio de lo cual Pineda decidió retirarse de posibles reclamaciones en los juzgados, y a mejorar el importe de las indemnizaciones.