Atención psicológica a personas de Salamanca que hayan superado el COVID-19
Cyl dots mini

Atención psicológica a personas de Salamanca que hayan superado el COVID-19

El Ayuntamiento pondrá en marcha este programa a través de tres fases, que arrancarán con un análisis de las necesidades, de la mano del tejido asociativo.

El Ayuntamiento de Salamanca trabaja para la puesta en marcha de un Programa de Psicología Comunitaria, destinado a la población general, y especialmente a los grupos más afectados por la pandemia. El objetivo es ofrecer apoyo psicológico y emocional para la gestión de las situaciones de estrés, depresión o ansiedad ligados a la situación sanitaria.

 

Este programa municipal contará con la participación de la responsable de Promoción de la Salud del Ayuntamiento, con dos profesionales de psicología y trabajo social de la Asociación de Salud Mental de Salamanca (AFEMC) y con la colaboración del tejido asociativo de la ciudad.

 

El programa, dirigido a la población general, tiene por objetivos informar y sensibilizar sobre salud mental, desarrollar actividades de prevención y promoción de hábitos y conductas saludables, dotar a los participantes de estrategias emocionales, favorecer la adaptación a los cambios en el estilo de vida derivados de la pandemia, atender las necesidades de las personas que están sufriendo un impacto psicológico por la situación, apoyar a los sanitarios y a los sobrevivientes del COVID-19 y a sus familias, así como a los familiares de fallecidos que no han podido pasar un duelo adecuado por las circunstancias.

 

Según fuentes municipales, el programa se implantará a lo largo de tres fases, siendo la primera de ellas un análisis de situación para identificar la demanda del programa, a través de la colaboración con las asociaciones de ayuda mutual y de vecinos, y otras agrupaciones susceptibles de beneficiarse del proyecto.

 

Posteriormente, se realizarán talleres psicoeducativos sobre prevención y promoción de la salud mental en tiempos de crisis; bienestar emocional y prevención de la ansiedad y el estrés; primeros auxilios emocionales; y promoción de la salud en el ámbito educativo y en personas mayores, si bien las temáticas son susceptibles de variar para adaptarse a la demanda y a las necesidades planteadas por los interesados.

 

En función de la situación epidemiológica, estas actividades grupales se adaptarán a los formatos online o presencial, siempre con todas las garantías de cumplimiento de las medidas sanitarias.

 

Finalmente, en una tercera fase se ofrecerá también un servicio de apoyo, orientación y asesoramiento individual para aquellos usuarios del programa que, por encontrarse en una situación de mayor vulnerabilidad, necesiten de una atención personalizada.