Atención Primaria en Salamanca, al límite: "La ciudadanía tiene que utilizar la mascarilla, en las terrazas no se hace bien"
Cyl dots mini

Atención Primaria en Salamanca, al límite: "La ciudadanía tiene que utilizar la mascarilla, en las terrazas no se hace bien"

La médico de familia, Pilar Moreno, asegura que en los centros de salud de Salamanca se trabaja sin descanso. Atienden hasta cuarenta llamadas diarias, pacientes 'in situ' y urgencias. 

Pilar Moreno y dos médicas residentes de medicina familiar y comunitaria

En los pasillos solo se ven mascarillas, equipos de limpieza desinfectan cada consulta, paredes y techos incluidos, los pacientes son citados y estrictamente controlados en sus movimientos. Sin salas de espera. En la puerta otros compañeros hacen de guardia para dejar claro que no se entra como antes. Que no existe la atención en persona a demanda. Porque están intentando frenar este rebrote de la epidemia que parece cada vez más grave.

 

La primaria es el nuevo muro de contención del sistema, desde donde se intenta que la infección se detenga antes de que se necesite hospitalización, duros tratamientos, ventilación, UCI... Así lo explica la médico en el Centro de Salud de La Alamedilla, Pilar Moreno. A punto de jubilarse le ha tocado vivir una de las peores etapas de su carrera, aun así, y tras meses de lucha contra este maldito virus todavía le quedan fuerzas para defender 'con uñas y dientes' lo suyo. "Echamos de menos el contacto con el paciente, el contacto directo sin barrera". 

 

Y es que desde hace días muchos son los rumores de las quejas de profesionales del Complejo Asistencial Charro hacia sus consultas. Algunos de ellos denuncian que desde la medicina familiar se derivan demasiados pacientes a Urgencias "sin antes ser revisados debidamente". Moreno lo tiene claro, "aquí se trabaja y mucho. Más que en otras épocas, también de forma diferente desde el inicio de la pandemia".

 

Lamenta que todavía haya personas que piensen que los centros de salud están cerrados, "nunca lo han estado. Antes las salas de espera estaban llenas e incluso podías pasarte por la consulta de tu médico si te surgía alguna duda sobre tus tratamientos". Ahora la cosa ha cambiado y de qué manera, "solo pueden venir con una cita de por medio", relata mientras afirma que realiza cuarenta llamadas diarias, más avisos urgentes y los pacientes que haya citado 'in situ'.

 

 

Asegura que la telemedicina "resuelve", de hecho, llega lejos... Ahora incluso puedes mandarle a tú médico de cabecera una fotografía que puede ser vista incluso por el especialista, "por ejemplo en dermatología". "Hay gente que lo lleva bien y gente que lo lleva mal... pero no queda otra". En los pueblos está pasando algo parecido, "sólo van si tienen pacientes citados, es una forma de ordenar y evitar masificaciones, no podemos mezclar a aquellos que tienen coronavirus con lo que no lo tienen".

 

Así que de los aplausos se ha pasado a las malas palabras, espetadas en la puerta porque los ciudadanos creen que pueden usar este servicio tan suyo, tan a mano y sin complicadas derivaciones burocráticas. Y resulta que no. Les transmiten su indignación y entonces tenemos que explicarles "que no estamos haciendo el vago, llegamos nos sentamos y así hasta las tres de la tarde"

 

Toca urgencias Covid: 50 PCR diarias

La Médico, Pilar Moreno, asegura que se realizan hasta 50 PCR diarias e imagina que en el resto de los centros será exactamente igual. "Esto ha aumentado muchísimo y hace que los enfermeros no puedan estar a todo". 

 

El centro de salud de Garrido Sur, ubicado en el centro de La Alamedilla, es el que tiene actualmente mayor incidencia del coronavirus de la provincia. Por ahora, el material es "suficiente para hacer frente por ahora. No hay ningún problema. Tenemos batas, mascarillas, guantes, pantallas, geles hidroalcohólicos...".

 

Los contratos

Ahora mismo no hay repuesto de Médicos de Familia en Salamanca. "Esta problemática es real. Hemos dejado que se fueran porque no se les ofrecían contratos decentes. Muchos de nosotros estamos cercanos a la jubilación y ahora no tenemos quien nos cubra. Con enfermería pasa lo mismo". 

 

Finalmente recuerda que debemos estar preparados para una segunda oleada. "Hay que ir por delante y resolver los problemas antes de tenerlos encima. La ciudadanía tiene que asumir la responsabilidad y utilizar la mascarilla. En las terrazas no se está haciendo bien".  Recuerda que la administración debería dar más información a los ciudadanos.