Asurmendi evoluciona bien de su esguince pero se reservará para Wisla

Asurmendi junto a Silvia Domínguez y Nicholls justo antes del entrenamiento de este jueves (Foto: Teresa Sánchez)

Buenas noticias. El esguince que María Asurmendi sufrió el pasado sábado en Logroño ha sido más leve de lo que se pensaba. Evoluciona bien y puede caminar con normalidad aunque, en principio, la idea es que no juegue ante Estudiantes y se reserve para estar totalmente OK ante Wisla. 

Tres días de reposo y María Asurmendi está casi como nueva. El susto quedó en algo menos y la recuperación del esguince de tobillo que sufrió en el partido ante el Campus Promete ha evolucionado de manera óptima de manera que este jueves ha estado trabajando en el pabellón de Würzburg junto a sus compañeras.

 

La base puede caminar con normalidad aunque la idea es que no fuerce y se reserve en el encuentro de este viernes ante Movistar Estudiantes para intentar que esté casi al cien por cien en el duelo de Euroliga del miércoles ante el Wisla

 

Buena noticia sin duda porque la preocupación fue máxima cuando inicialmente y sobre el parqué de la pista del Campus Promete, Asurmendi, jugadora que comparte la dirección del equipo con Silvia Domínguez no podía apoyar su pierna. Solo hay que recordar que por culpa de un esguince, en su caso complicado con un edema óseo, Laura Gil se ha perdido casi dos meses de competición.