Astu cree que su equipo necesita "marcar el ritmo del partido" y que no se lo marquen como hasta ahora

Astu durante la rueda de prensa previa al partido ante la Cebrereña (Foto: Teresa Sánchez)

El técnico de Unionistas reconoce que tras otra nueva remontada se sonríe pero no quiere volver a verse por debajo en el marcador y señala a la propias ganas de marcar como el gran problema que provoca facilidades para que el rival encuentre el error y lo aproveche. Habrá más rotación ante la Cebrereña.

Semana intensa para los equipos de Tercera División que en siete días deben disputar tres encuentros. Por eso no da casi margen a digerir el resultado de un partido cuando ya se está pensando en el siguiente y Unionistas afronta en su feudo la posibilidad de sumar la que sería su cuarta victoria consecutiva después de tres remontadas seguidas. Un encuentro, el que viene ante la Cebrereña, y como se ha llegado hasta él que ha analizado Astu en la previa. 

 

POSIBILIDAD DE 12 DE 12. "Todavía estamos con la resaca del partido y sabíamos que hacer 12 puntos seguidos era casi imposible y ahora somos nosotros los que tenemos la posibilidad. Han pasado muchísimas cosas en estos tres partidos en los que el equipo ha demostrado carácter y ha dado la vuelta a los tres en contextos diferentes. Ahora es una oportunidad única".

 

EL RIVAL QUE VIENE. "Sabemos que es un equipo ordenado, que basa su permanencia en las victorias en su campo donde es temido y fuera de casa es un equipo que va a jugar a la contra, con jugadores como Mario para buscar a Juli y Quirós en velocidad y luego tiene la presencia de Terleira que es un jugador posicional, al que buscan directo y prolongar para las rupturas a espaldas de Juli y Quirós. Es un equipo con gente bastante joven que se renueva año a año y nosotros lo que sea jugar vertical sería un error. Hay que variar la dinámica del partido ante el San José en que teníamos que buscar fútbol directo, a espaldas de su lateral y ahora sería un error. Hay que tener más balón, más transiciones y darle un ritmo alto al partido".

 

TENER QUE REMONTAR TANTO PREOCUPA. "Es muy bonito remontar y terminar con la sonrisa de los tres puntos pero habrá un día que no tengamos la fortuna de darle la vuelta o que el rival defienda mejor que los tres últimos. Llega la hora en que tenemos que marcar el ritmo de partido nosotros y que no nos lo marque el rival. En las segundas partes hemos sido más efectivos pero si ayer hacemos dos de las siete que tenemos del minuto uno al quince tenemos un partido plácido y es eso lo que queremos".

 

MÁS GOLES EN CONTRA QUE EL AÑO PASADO, ¿POR QUÉ? "Evidentemente son todos errores corregibles tanto a nivel táctico como de estrategia pero si te das cuenta la mayoría nos vienen cuando mejor estamos. Eso nos hace partirnos a veces, ayer fueron dos acciones puntuales, pero sí es verdad que cuando mejor estamos corremos demasiados riesgos porque creemos que tenemos que hacerlo más para marcar y eso nos hace, por ejemplo ayer, cometer dos faltas. Pero creo que hemos marcado las más difíciles y fallado lo más fácil y eso es algo que tenemos que aclarar y ser más competitivos en las dos áreas".

 

ROTACIONES. "Tenemos que valorarlo porque hoy había jugadores muy tiesos, cansados y ahora sí que tenemos la plantilla más amplia y podemos permitirnos eso. La plantilla es competitiva para poder hacerlo y tenemos que tener esa chispa ante la Cebrereña porque es un rival tácticamente muy bien trabajado".

 

EL PAPEL DE MOTOS. "Le decimos que tenga confianza y es un niño al que hay que cuidar y dosificar su protagonismo. Queremos que siga siendo el mismo y que como ayer provoque la expulsión de un jugador, hay que reforzarle y darle protagonismo cuando podamos porque se lo merece. Vamos a intentar que pueda jugar más".

 

Y ASÍ VE A ADRI. "Es un jugador con mucho fútbol, una mezcla de todos los que tenemos arriba. Es cuestión de confianza y lo que tiene que tener es tranquilidad. El día de Zamora lo hizo bastante bien, competitivo y evidentemente igual no ve minutos pero también tiene que ver la competencia que hay. Tranquilidad y la Liga es muy larga y más con las rotaciones que vamos a seguir haciendo. El ejemplo es Juan Pablo que no había jugado y ahora es difícil quitarlo por como está". 

Noticias relacionadas