Aspace Salamanca contará con un nuevo autobús adaptado
Cyl dots mini

Aspace Salamanca contará con un nuevo autobús adaptado

El Consistorio destina este año 72.000 euros a esta asociación para apoyar las actividades que desarrolla y contribuir a mejorar notablemente las condiciones de transporte de las personas con parálisis cerebral

El Ayuntamiento de Salamanca intensifica este año su apoyo a la Asociación de Padres con Parálisis Cerebral y Encefalopatías Afines de Salamanca (ASPACE), ya que la subvención anual de 22.000 euros incluido en el convenio de colaboración con esta asociación se suman otros 50.000 euros más para la adquisición de un autobús adaptado que mejorará las condiciones de transporte de las personas que acuden habitualmente al centro y a las actividades que se desarrollan en la ciudad. Cabe recordar que la asociación recibió el pasado 2017 otros 100.000 euros del Ayuntamiento para acondicionar sus nuevas dependencias en Salamanca.

 

Ana Suárez, que ha realizado una visita a las instalaciones de ASPACE para valorar su funcionamiento, señaló que “los programas de intervención con las personas con parálisis cerebral permiten potenciar al máximo su autonomía y su calidad de vida. Desde el Ayuntamiento de Salamanca seguiremos colaborando con ASPACE para que estos programas, así como los dirigidos a dar respuesta al resto de necesidades que afectan a estas personas y sus familias, tengan garantizada su estabilidad”.

 

El centro asistencial y de rehabilitación ‘Entrecaminos’

 

El centro ‘Entrecaminos’ atiende habitualmente a 59 personas, con edades comprendidas entre los 21 y los 73 años. La actividad desarrollada tiene carácter asistencial, educativa, rehabilitadora, prelaboral y de participación social. El horario de atención en el centro abarca desde de las 10’15 a las 18’00 horas de manera ininterrumpida, contando con el servicio de transporte adaptado para su traslado al centro o al domicilio al empezar o terminar la jornada, así como servicio de comedor.

 

En el mismo presta servicios un equipo de profesionales multidisciplinar (pedagogos, psicólogos, cuidadores, maestros de taller, fisioterapeutas, T.G.M., logopedas y terapeutas ocupacionales). En total, 22 profesionales, a los que hay que añadir al  personal común: médico, enfermera, trabajador social, TASOC, conductores; y personal en prácticas.

 

Los principios generales de actuación se enmarcan dentro de una búsqueda activa de participación en la comunidad; la propuesta de una actividad ocupacional digna de forma creativa; la atención personalizada y la calidad de actuación de todos los usuarios desde la individualización, cuidando del bienestar físico-emocional y la seguridad de los mismos.

 

La metodología empleada parte del conocimiento y la atención individual de cada uno de los usuarios, utilizando los procedimientos técnicos que han posibilitado una tarea globalizada e interdisciplinar eficaz. En definitiva, se propicia la creación de un espacio de ocupación del tiempo en un marco que se adecúe a las características y posibilidades de las personas a las que se orienta, con una organización y estructura flexible, teniendo siempre presentes cuatro aspectos: lúdico, terapéutico, integrador y promocional.

 

Residencia Oropéndola

 

La residencia cuenta con 30 plazas que ocupan personas con edades comprendidas entre los 21 y los 73 años, y con dos plazas de respiro, así como servicio de guardería. Son servicios complementarios a los prestados en los centros de día, ofreciendo de esta manera una respuesta a todas aquellas personas con parálisis cerebral que por diversos motivos: condiciones personales, situaciones familiares particulares, domicilio familiar habitual fuera del entorno próximo a los centros de día, etc. no es posible su permanencia en su vivienda familiar.

 

La mayor parte de los residentes corresponden a la modalidad de usuario ‘gran dependiente’, por lo que requieren la presencia constante de profesionales en una ratio adecuada para cubrir sus necesidades en todas las áreas de desenvolvimiento personal, lo que implica disponer de ayudas técnicas idóneas para garantizar la calidad de vida de los residentes.

 

La plantilla de personal está adaptada a las necesidades de los residentes. Los profesionales cuidadores, enfermera y director poseen una amplia formación y experiencia para atender y responder a las necesidades de las personas residentes. El establecimiento de pautas de coordinación con los centros de adultos, su actualización permanente, es un objetivo prioritario dentro de los procedimientos que tiene la asociación. Las residencias cuentan, además, con el apoyo del resto de los servicios comunes asociativos. En atención directa, la residencia cuenta con 24 profesionales.

 

La metodología que da soporte a todas estas actividades se basa en el cuidado personal e individualizado de cada persona y en la búsqueda de la inclusión social, a partir de la participación planificada y activa en el entorno. Y todo ello procurando hacer protagonistas a los propios residentes de sus propias vidas

 

Las actividades que se prestan y desarrollan abarcan muy diversos ámbitos: el cuidado personal (aseo e higiene, alimentación, vestido, imagen personal, sueño, etc.), las tareas en el hogar (ayudar en las tareas que se realizan en el ámbito interno, en función de sus posibilidades, devolviéndoles una imagen de capacidad y autoestima), salud y seguridad (revisiones médicas, medicación, control de las consecuencias de su conducta, etc.), socialización (creación de relaciones sociales significativas y positivas a sus necesidades, relaciones de ayuda entre compañeros, etc.) y actividades lúdicas en su tiempo libre (potenciación del ocio, tanto en el espacio residencial como en el exterior).