Así vivió Kike Royo la prórroga más emotiva de su vida con el CD Guijuelo

(Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

El portero del CD Guijuelo fue abrazado por todos sus compañeros al finalizar el épico partido del equipo, que le da derecho a medirse a un Primer Europeo. El jugador terminó el choque feliz, pero decepcionado porque su error pudo costar caro.

Que todos tus compañeros acudan a abrazarte tras una victoria como la que ha logrado el CD Guijuelo frente al CA Cirbonero dice mucho y más después de cometer un error que costó un gol, Claro, que antes, el portero del CD Guijuelo había salvado al equipo de la derrota con una mano providencial como, por otra parte, lleva haciendo estas dos temporadas.

 

Éstas fueron las impresiones del portero del CD Guijuelo tras terminar el choque:

 

"Creo que este club lleva años haciendo las cosas muy bien y esto es el premio al trabajo y a hacer las cosas bien. En la prórroga ya no vale nada lo que ha pasado en los otros 90 minutos y en sólo 15 ha habido tres goles y hemos tenido suerte y ha caído de nuestro lado".

 

DEDICATORIA: "Lo primero dedicárselo al presi, que es el buque insignia de este proyecto y luego para mi mujer que estamos esperando además el nacimiento de mi hijo".

 

SOBRE SU ERROR: "La verdad que me veo confiado pero el campo, el balón me ha pegado un bote más para arriba de lo que esperaba y reconozco mi fallo pero me quedo con la dedicatoria de mis compañeros que me lo han dedicado".

 

¿CÓMO SE VIVE? "No sabría explicártelo, es que han sido un cúmulo de circunstancias y ni he visto el gol. He visto a mis compañeros correr y yo he corrido no sé ni dónde. No me acuerdo de nada más".

 

SALVÓ AL EQUIPO: "Es mi trabajo parar. Al final un portero tiene que dar más que quitar y me voy contento porque hemos hecho historia".

 

¿EL GORDO? "Es igual el que toque, queremos llenar el  Helmántico para que Salamanca viva fútbol de Primera. Sabemos que allí cabe más gente y para el club es una buena inyección económica".

Noticias relacionadas