Así serán las restricciones de Semana Santa según el Plan de Sanidad
Cyl dots mini

Así serán las restricciones de Semana Santa según el Plan de Sanidad

El acuerdo se basa en la limitación de la movilidad territorial, el mantenimiento del toque de queda nocturno y la reducción del contacto social entre grupos de personas no convivientes.

La Comunidad de Castilla y León ha manifestado su adhesión al acuerdo de mínimos aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que se recogen medidas preventivas para el conjunto del territorio nacional de cara a la próxima celebración de la festividad de San José (puente en algunas comunidades autónomas) y, sobretodo, durante la próxima Semana Santa.

 

La reunión de los representantes autonómicos y nacionales, celebrada telemáticamente esta tarde, ha permitido, con el apoyo de la mayoría de las comunidades, establecer un régimen de medidas comunes en toda España, situación que venía siendo demandada con el fin de articular un marco único para el conjunto nacional.

 

Este régimen de intervenciones para la contención pandémica en esas próximas festividades -que tradicionalmente se caracterizan por una amplía movilidad social e interrelación territorial en España-, incide precisamente en la limitación de los movimientos ciudadanos fuera de sus respectivas comunidades, el mantenimiento de los horarios del toque de queda establecido por el Real Decreto 926/2020, dictado por el Gobierno de la Nación y la reducción del número de grupos personales tanto en espacios públicos como privados.  

 

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado Vicente, ha expresado en la reunión del Interterritorial en el apoyo de la Comunidad castellana y leonesa a ese contexto unitario, de manera que sea fácilmente conocible e interpretable por los ciudadanos, sin una excesiva complejidad normativa según regiones y con una vigencia inicialmente prevista hasta el 9 de abril, tras la finalización de la Semana Santa.

 

En Castilla y León, el marco adoptado supone la continuidad del cierre perimetral ya actualmente en vigor, tanto para la entrada como la salida de personas, en el conjunto territorial de la Comunidad y también del toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana; en este ámbito se ha resaltado la necesidad de una mayor vigilancia referida al cumplimiento de estas situaciones y de su sanción, en caso de incumplimientos.

 

En lo referido a la limitación de la permanencia de grupos personales en espacios públicos o privados, ésta se mantiene en un máximo de cuatro personas no convivientes en ambos ámbitos, aunque este número puede alcanzar los seis asistentes en terrazas, debiéndose cumplir en este contexto el resto de medidas preventivas vigentes indicadas para estos entornos hosteleros al aire libre.

 

Asimismo también se ha acordado la no celebración de eventos masivos de cualquier índole que impliquen la aglomeración o concentración de personas.

 

En cuanto al resto de medidas preventivas para hacer frente a la contención de la pandemia por el nuevo coronavirus SARS_CoV-2, recordar que Castilla y León mantiene el nivel 4 de alerta sanitaria por la COVID-19 y con él el régimen preventivo ordinario establecido a través del Acuerdo 76/2020 y sus posteriores actualizaciones.

 

En este sentido, el Consejo Interterritorial también ha hecho mención al compromiso de no bajar los correspondientes niveles de alerta sanitaria en que se encuentre cada comunidad autónoma, al menos, dos semanas antes del inicio de la Semana Santa; es decir, aun cuando los indicadores fuese favorable, con el fin de mantener las medidas en vigor o, aumentarlas, si así fuese necesario.

Comentarios

LA 11/03/2021 12:00 #1
Me parece bien que se establezcan medidas especiales para Semana Santa para evitar, dentro de lo posible, una cuarta ola, pero, si los indicadores sanitarios de 6 provincias están en riesgo medio, ¿por qué seguimos todos en riesgo alto? ¿Para qué sirve el semáforo, para aplicarlo solo cuando a ellos les parezca bien? Me parece una falta de respeto al ciudadano, si luego en cuanto empeoran los datos aumentan las restricciones, lo lógico sería esperar que suceda lo contrario cuando los datos mejoren claramente, como es el caso...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: