Así será la llegada del verano en España: estabilidad y tiempo anticiclónico
Cyl dots mini

Así será la llegada del verano en España: estabilidad y tiempo anticiclónico

El tiempo seguirá con altas temperaturas y estable durante la próxima semana y la transición hacia el verano será 'dulce'...

El tiempo estable y anticiclónico, con cielos poco nubosos, y las temperaturas veraniegas que incluso superarán los 35 grados centígrados en el valle del Guadalquivir se mantendrán este fin de semana y al menos hasta el miércoles prácticamente en toda España, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

No obstante, la AEMET señala que en el extremo norte peninsular los cielos estarán nubosos o con intervalos y serán probables las precipitaciones ocasionales y dispersas que serán en general débiles, aunque en el Pirineo oriental serán de mayor intensidad y podría haber incluso alguna tormenta.

 

También habrá intervalos nubosos en el norte y en el este de Baleares y Canarias y no se descarta en los archipiélagos alguna precipitación ocasional ni las nubes de evolución en zonas del interior peninsular.

 

En concreto, el sábado se podría producir algún chubasco en el entorno de los sistemas Central e Ibérico. En cuanto a las temperaturas, las diurnas subirán de forma generalizada el viernes y según la AEMET dejará un panorama bastante veraniego en buena parte de la Península.

 

De hecho, precisa que durante todo el fin de semana se podrán superar los 30 grados centígrados en amplias zonas del interior de la mitad sur peninsular e incluso los 35 grados centígrados en el valle del Guadalquivir y del Guadiana.

 

En cuanto al viento, soplará de norte en Canarias y en el tercio norte peninsular y será de Levante en Alborán y litoral sureste. En el resto, el viento será flojo en general.

 

De cara a la próxima semana, entre el 18 y el 24 de junio, se espera que la transición de la primavera al verano se produzca con la misma situación de tiempo anticiclónico y estable, y predominarán los cielos poco nubosos, aunque con algún intervalo nuboso en el Cantábrico oriental y en el norte de Canarias.

 

Si bien existe algo de incertidumbre en cuanto al momento, parece que a partir de la tarde del martes o bien el miércoles, es probable que una baja fría en altura al suroeste de la Península favorezca la llegada de nubosidad media y alta, y de cierta inestabilidad, a la mitad oeste peninsular y al entorno de los sistemas montañosos.

 

De ese modo, la AEMET ve probable que se produzcan chubascos que estarán ocasionalmente acompañados de tormenta en puntos de Galicia, Extremadura, meseta norte y zonas de montaña.

 

En el área mediterránea y Canarias, en cambio, se espera tiempo estable, con predominio de los cielos poco nubosos, aunque con intervalos nubosos en el norte de Canarias.

 

A partir del jueves o del viernes aumenta la incertidumbre de forma apreciable sobre la posición de la baja. Aunque en menor grado, se mantiene cierta probabilidad de precipitaciones, que podrían acompañarse de tormenta, en puntos dispersos del interior peninsular, siendo difícil precisar su carácter y distribución.

 

A lo largo de la semana las temperaturas diurnas seguirán aumentando de forma paulatina en la mayoría de las zonas excepto en el cuadrante suroeste, donde podrán descender ligeramente. De hecho, es probable que en bastantes zonas del interior peninsular estarán por encima de lo normal para la época del año.

 

El viento la próxima semana soplará principalmente del norte en Canarias y noroeste de Galicia y de componente este en el Estrecho y litorales de Alborán y del sureste, siendo probables los intervalos de intensidad fuerte en el Estrecho y las rachas fuertes en zonas de tormenta.