Así será el tiempo para este Lunes de Aguas en Salamanca

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología indican que la nieve, el frío y la lluvias serán los protagonistas negativos de una jornada donde Salamanca se lanza al campo para comer el tradicional hornazo.

El Lunes de Aguas hará, de nuevo, honor a su hombre, para desgracia de los miles de salmantinos que se lanzan al campo para cumplir con la tradición de comer el hornazo en el campo, disfrutando de la naturaleza.

 

Al menos eso es lo que revelan las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de cara a este lunes 9 de abril, en el que la nieve, la lluvia y el frío van a ser los protagonistas no invitados en una jornada donde no son bienvenidos.

 

Así, de cara a este Lunes de Aguas, la Aemet no deja lugar a la duda y las previsiones apuntan hacia una jornada pasada por agua y, encima, con el frío como principal protagonista, con temperaturas que oscilarán entre los 3 y los 10 grados.

 

¿Tendrán más suerte los madrileños que están citados en El Retiro de Madrid para celebrar el Lunes de Aguas?

 

¿POR QUÉ SE CELEBRA EL LUNES DE AGUAS?

 

En la capital salmantina y algunos pueblos de la provincia se celebra el lunes siguiente al de Pascua el tradicional 'Lunes de Aguas' en el que actualmente se sale al campo a merendar el no menos típico hornazo.

 

Sin embargo, no todos saben que el origen de esta fiesta popular y pagana se remonta nada menos que al siglo XVI cuando el rey Felipe II dictó unas ordenanzas que desterraba a las prostitutas que habitaban en la Casa de Mancebía de Salamanca durante la Cuaresma. Así, a partir de aquel 1543 se las trasladaba al otro lado del río Tormes a partir del Miércoles de Ceniza para 'evitar tentaciones carnales' y el lunes siguiente al de Pascua se las traía de vuelta a la ciudad.

 

 

El responsable de vigilar y atender a estas mujeres durante su obligado 'exilio' era el denominado 'Padre Putas' que se encargaba también de devolverlas tras la fiesta religiosa. Ese día los jóvenes esperaban a la orilla del río Tormes provistos de comida, bebida y música para festejar la llegada un mes y medio después del héroe local en unas barcas llenas de meretrices.

 

Actualmente, rememorando esta historia, la tarde del 'Lunes de Aguas' es festiva en la capital salmantina y es tradicional salir al campo o a los parques de la ciudad a merendar, principalmente hornazo.

 

En Salamanca, los sitios más concurridos para este fin suelen ser La Aldehuela -para las familias-, los alrededores del puente Romano -para los más jóvenes-, Salas Bajas, el parque de los Jesuitas o Huerta Otea. Ya algo más lejos, pero también con mucha tradición no podemos olvidar el parque de Valcuevo, Puente Gudino (Villamayor), La Flecha (Cabrerizos) o el Prado Panaderos, junto al Helmántico.

Noticias relacionadas