Así será el curso universitario en Salamanca: De la vuelta a las clases a los colegios mayores
Cyl dots mini

Así será el curso universitario en Salamanca: De la vuelta a las clases a los colegios mayores

Campus Unamuno de la USAL vacío (Foto: E. P.)

Las universidades de la ciudad se preparan para tratar de reducir al máximo el riesgo de contagio en cada una de sus actividades diarias.

Lejos de remitir, el coronavirus sigue muy presente en Salamanca, que está preparada ya para recibir a los universitarios que durante estos días inician el curso académico. Tanto la Universidad de Salamanca como la UPSA han preparado protocolos para tratar de reducir al máximo el riesgo de contagio en cada una de las actividades diarias.

 

Serán clases atípicas, jornadas de biblioteca atípicas, un curso atípico marcado por la pandemia y que influirá en el desarrollo de la vida universitaria de la ciudad. Y es que durante los próximos meses la ciudad contará con alrededor de 30.000 estudiantes universitarios y para ello las instituciones académicas han trabajado para que sus instalaciones sean lugares seguros.

 

¿Cómo será la vuelta a clase?

 

En la USAL, los alumnos siempre realizarán sus actividades docentes con el mismo grupo de clase, teórica o práctica, en el que hayan sido incluidos al inicio del curso 2020-21, acudiendo en todo momento al aula asignada a dicho grupo, en las fechas y horarios establecidos en la programación docente del Centro. El hecho de que los alumnos se sentaran siempre en el mismo lugar, facilitaría enormemente el rastreo de los contactos.

 

- En los espacios docentes, el alumno usará, en todo momento, una mascarilla quirúrgica. No deberán compartir entre los alumnos utensilios y materiales que puedan ser vehículo de contagio y si fuera necesario hacerlo, deberían haber sido previamente desinfectados según el protocolo de limpieza correspondiente.

 

- Con el fin de evitar aglomeraciones, se respetará la recomendación de que las entradas a los Centros se mantengan siempre despejadas, libres de personas. No se permitirá la permanencia de personas en las inmediaciones de las puertas de entrada. Igualmente, se evitarán las agrupaciones en los espacios comunes de los centros (pasillos, jardines etc…).

 

- Se limitará al máximo el aforo de personas ajenas a los centros.

 

Por su parte, en la UPSA se llevará a cabo la desinfección de aulas con mayor frecuencia, después de cada clase y siempre que haya cambio de alumnos, se reducirá la presencia en los campus, se establecerán señales de tránsito y se fomentará el uso de espacios al aire libre. Los alumnos deberán entrar por las puertas principales de las distintas facultades, el resto permanecerán cerradas, y en dichas entradas los alumnos deberán pasar sobre una alfombra desinfectante y someterse al control de una cámara termográfica de medición de temperatura corporal.  La detección de una temperatura corporal superior a 37,5ºC impedirá el acceso al centro de cualquier persona.

 

Ya dentro de la facultad se deberán seguir las señales de tránsito y al llegar al aula, se accederá a ella siempre que la señalética dispuesta por el Servicio de Desinfección y Limpieza indique que el aula ha sido higienizada y ventilada convenientemente. 

 

Durante la clase, los estudiantes ocuparán los asientos marcados previamente en cada aula para garantizar la distancia de seguridad de 1.5 m entre ellos y deberán dejar sus objetos personales en su puesto, evitando en todo momento que entren en contacto con los de otros compañeros. Se recomienda sentarse siempre en el mismo sitio.

 

Unidades de vigilancia del Covid-19

 

Las dos instituciones académicas de la ciudad han creado unidades de seguimiento del Covid-19 para garantizar el rastreo de casos y garantizar la seguridad de los miembros de la comunidad universitara. En la Universidad de Salamanca será el Sistema de Vigilancia Epidemiológica COVID-19 (SiViUsal) que "haga posible que la identificación, manejo y seguimiento de los posibles casos que puedan aparecer en el proceso de normalización de la actividad universitaria, en todos sus entornos, se lleve a cabo con máxima celeridad".

 

En el caso de la UPSA se ha creado la Unidad COVID UPSA con el objetivo de "identificar, identificar, vigilar, asesorar y asistir a los posibles afectados por la COVID-19" y ante cualquier sospecha de un positivo entre los estudiantes de la Universidad, dicha Unidad procederá a poner en marcha un protocolo por el que se realizará un seguimiento personalizado del citado caso. Asimismo, esta Unidad mantendrá una base de datos con todos aquellos datos relativos a los casos de posible infección entre el alumnado, de tal forma que sea más fácil la toma de decisiones que afecten a un grupo. 

 

¿Y si hay un caso sospechoso?

 

En caso de que se detecte un posible caso sospecho, la Universidad de Salamanca ha establecido un protocolo por el que no deberán acceder al centro educativo aquellas personas con síntomas compatibles con COVID-19, aquellas a las que se les haya diagnosticado la enfermedad y que no hayan finalizado el período de aislamiento requerido o las que se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.

 

- Cualquier miembro de la comunidad universitaria que presente sintomatología estando en su residencia habitual, no debe acudir al lugar de trabajo, de estudio o de investigación y debe ponerse en contacto con su Centro de Salud lo más rápidamente posible. 

 

- En el caso de que un miembro de la comunidad universitaria comience con síntomas estando en las instalaciones universitarias, se comunicará a la unidad de contacto y, en todo momento, se garantizará el uso correcto de la mascarilla quirúrgica (que tendrá que llevar puesta en todos sus desplazamientos tanto dentro, como fuera por el centro). Se ayudará al afectado a que contacte con su centro de salud, con el teléfono de referencia (900 222 000) o con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la USAL en el caso de tratarse de PDI o PAS. Si la persona que inicia síntomas está en situación de gravedad o tiene dificultad para respirar se avisará al 112.

 

- Los miembros de la comunidad universitaria identificados como 'casos confirmados' se mantendrán en aislamiento domiciliario y con seguimiento médico hasta la resolución del proceso. Se reincorporarán a sus actividades habituales cuando dispongan del alta firmada por su médico.

 

- En las aulas serán considerados contactos estrechos todos los alumnos que ocupen espacios dentro del área con riesgo de contagio, y que se establecerá en un perímetro, alrededor del caso confirmado de 4x4m. No obstante, los responsables académicos del SiViUsal, en función de la situación epidemiológica existente, valorarán la posibilidad de ampliar el perímetro de riesgo, aumentando el número de alumnos a los que se podría recomendar vigilancia y cuarentena, que en caso de ser necesario se podrá extender a todos los alumnos del grupo docente al que pertenece el caso, con la eventual suspensión de sus actividades académicas presenciales.

 

- Ante la aparición de un brote, la Vicerrectora de Ciencias de la Salud, Gestión de la Calidad y Política Académica, consultará a los miembros del Comité COVID-19 de la USAL que considere necesarios, y en estrecha colaboración con el Decano/Director del Centro afectado, valorarán la necesidad y tomarán la decisión de un cierre eventual de los espacios docentes implicados que, en función de la extensión del brote, podrá abarcar a laboratorios, seminarios, aulas, centro o centros de la USAL.

 

¿Cómo serán los accesos a bibliotecas?

 

En cuanto a las bibliotecas y en los servicios de atención al público de la USAL se priorizará la atención telefónica y telemática, aunque en situaciones de urgencia se realizará la atención presencial sin cita previa. Por ello se mantiene la recomendación de cita previa. El aforo estará limitado y se asegurará la distancia interpersonal de 1,5m.

 

En este sentido, las bibliotecas de la USAL abren ya en el horario habitual, mañana y tarde, establecido en el calendario laboral vigente. Para acceder a las bibliotecas será obligatorio llevar mascarilla y lavarse las manos con gel hidroalcohólico, respetar en todo momento la distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1.5 metros y utilizar los circuitos diseñados para la circulación en el interior de la biblioteca, así como para la entrada y salida de la misma.

 

Las bibliotecas prestarán los servicios para las actividades de préstamo y devolución de obras, lectura en sala, información bibliográfica y bibliotecaria y préstamo interbibliotecario, junto con el resto de actividades ordinarias propias del servicio bibliotecario. Se requerirá la cita previa, el encargo y/o la reserva en la prestación de los servicios, a fin de garantizar la seguridad de los usuarios y la de los propios trabajadores, evitando colas y aglomeraciones, así como la adecuada trazabilidad de aquellos.

 

Por su parte, en las bibliotecas de la UPSA habrá un servicio presencial de préstamo y consulta en sala, previa cita, y un servicio de envío y recogida a los domicilios particulares de alumnos, profesores y personal de administración y servicios de la UPSA. A todo ello se suman otras medidas como la reducción de aforos, el control de la circulación, servicios de cita previa, ventilación, luz natural, limpieza e higienización continuas, así como sistemas de climatización por suelo radiante que evitan la circulación de aire de otros sistemas de climatización.

 

¿Cómo será la vida en los colegios mayores?

 

Las normas han sido aprobadas por el Comité de Seguridad y Salud y se resumen en los siguientes puntos: será obligatorio el uso de mascarilla, así como el mantenimiento de la distancia de seguridad de más de 1.5 metros en todos los puntos del Colegio a excepción de las habitaciones propias. Además, se han establecido unas señales de circulación específicas para disminuir el riesgo de contagio y no se hará uso de ascensores a excepción de circunstancias especiales. 

 

No se admiten visitas y alojamiento de personas no vinculadas al colegio y quedan suspendidas todas las actividades o reuniones dentro del Colegio Mayor que supongan cualquier tipo de contacto físico. El servicio de limpieza ha de ser obligatorio para los días asignados a cada habitación, de tal manera que los lavabos, repisas, mesas y cualquier superificie deberá estar despejada. Aún así, se llevará a cabo un incremento de las frecuencias de limpieza y repasos. Además, queda prohibido permanecer en habitaciones distintas a la propia cuando no se pueda garantizarse la distancia de seguridad. 

 

En cuanto al comedor, los colegiales deberán seguir una serie de turnos establecidos para el mismo y en todo momento el recorrido a realizar estará señalizado convenientemente con referencias visuales para indicar la separación de personas. Asimismo, el proceso a seguir en cuanto al servicio de lavandería, los textiles sucios deben recogerse, meterse en una bolsa y cerrarla hasta su tratamiento en la lavandería, donde se lavarán a más de 60ºC. 

 

¿Y en las actividades federadas y no federadas en la USAL?

 

En las instalaciones de la USAL la práctica de la actividad física y deportiva no federada, al aire libre, podrá realizarse de forma individual o colectiva, hasta un máximo de cinco personas, de forma simultánea sin contacto físico. En las instalaciones y centros deportivos cubiertos también podrá realizarse actividad deportiva en grupos de hasta cinco personas, sin contacto físico.

 

Los deportistas integrados en club de la USAL podrán realizar entrenamientos de tipo medio-alto, consistentes en el ejercicio de tareas individualizadas de carácter físico y técnico, así como en la realización de entrenamientos tácticos en grupos de varios deportistas hasta un máximo de cinco, manteniendo las distancias de seguridad de dos metros de manera general y evitando, en todo caso, situaciones en las que se produzca contacto físico.

 

Es necesaria la concertación de cita previa para la realización de las actividades deportivas en las instalaciones y centros. Asimismo, la celebración de eventos deportivos y competiciones deportivas en instalaciones deportivas o en la vía pública podrán desarrollarse con público, con un límite de veinticinco personas para lugares cerrados y de cincuenta personas tratándose de actividades al aire libre.

Comentarios

Teoría 29/09/2020 13:17 #2
El papel lo aguanta todo. El tiempo sentenciará, y por supuesto que sentenciará.
USAL siempre va por detrás. No hace nada. 29/09/2020 06:26 #1
Ni tomará la temperatura, no pondrá alfombras desinfectantes, ni habrá gel de alcohol, ni controlará los cambios de clase, ni se inmutará cuando los estudiantes terminen una clase y salgan todos juntos al pasillo, ni hará nada cuando surja un caso en un aula. Solo si los demás tienen síntomas, se aislarán, pero el periodo en el cual la enfermedad se transmite y es asintomática, se la saltan a la torera. Parece mentira en una universidad que enseña medicina.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: