Así podría quedar el Grupo del CD Guijuelo en Segunda B para la temporada 2017-2018

(Foto: Chema Díez)

Con el fin de los play off de ascenso a Segunda y Segunda B, ya se conocen los equipos que militarán en cada categoría y las posibilidades de los grupos en la categoría de bronce del fútbol español. El CD Guijuelo puede repetir grupo y zona geográfica respecto a la pasada campaña.

El final de los play off se ascenso a Segunda División y a Segunda B aclara un poco más el panorama para la composición de los cuatro Grupos de la categoría de bronce del fútbol español, a la espera de la Asamble de la RFEF que tendrá lugar el próximo 20 de julio, que dará la aprobación definitiva a los mismos.

 

Así, la CyD Leonesa, que militó en el grupo del CD Guijuelo ha logrado el ascenso a Segunda División, mientras que Palencia y Arandina perdieron la categoría, y bajan a Tercera, categoría desde la que subió la Gimnástica Segoviana. Por su parte, el Mirandés, que descendió de Segunda a Segunda B, podría entrar en el grupo del Guijuelo, aunque quizá prefiera entrar en el grupo vasco, para completarse con el Rápido de Bouzas. El Racing de Santander seguirá en este grupo tras no lograr el ascenso a Segunda División.

 

Así, habrá que esperar para conocer qué pasa con el Boiro y si el Mirandés es encuadrado en este grupo o en el vasco. También puede producirse un cambio con los navarros.

 

Por ello, y después de todos los ascensos y descensos de la temporada 2016-2017, así podría quedar el grupo del CD Guijuelo para la campaña 2017-2018:

 

ASTURIAS (3): Caudal Deportivo, CD Lealtad y Sporting B.

 

CASTILLA Y LEÓN (6): CD Guijuelo, Ponferradina, Real Valladolid B, Gimnástica Segoviana, Mirandés y Burgos.

 

CANTABRIA (1): Racing de Santander.

 

GALICIA (7): *CD Boiro, Coruxo, Racing de Ferrol, Deportivo de la Coruña B, Pontevedra, Rápido de Bouzas y Celta B.

 

NAVARRA (4): Peña Sport, Izarra, Tudelano y Osasuna B.

 

*El caso del CD Boiro es peculiar porque tiene de plazo hasta el 30 de junio para saldar sus 94.000 euros de deuda con la plantilla y tener las garantías suficientes para competir durante la próxima temporada en Segunda B. De no hacerlo, bajaría a Tercera y la RFEF tendría que tomar una decisión al respecto para cubrir o no la vacante.

Noticias relacionadas