Asesores, despachos, sueldos, fondos municipales: el 'nuevo' Ayuntamiento de Salamanca toma forma
Cyl dots mini

Asesores, despachos, sueldos, fondos municipales: el 'nuevo' Ayuntamiento de Salamanca toma forma

La 'fontanería' para ajustar dedicaciones, asignación municipal o espacios al nuevo reparto de concejales salido del 26M.

Las elecciones municipales del pasado domingo han dibujado un nuevo panorama en el Ayuntamiento de Salamanca y, aunque el gran cambio se produjo hace cuatro años, los resultados en las urnas obligarán a una serie de modificaciones en las condiciones económicas y prácticas de trabajo de los concejales y grupos municipales. Cambios para los que será necesaria una 'fontanería' que ya está en marcha.

 

Una de las cuestiones más importantes es la de los asesores, Según el reglamento, los tres concejales extra del PSOE le van a dar derecho a contratar un asesor más. PP y Cs se quedarán igual en este aspecto, mientras el más perjudicado será Podemos:Ganemos que pasará de tener dos a poder dispone de un solo puesto de asesor, lo que va a complicar su trabajo. Hasta ahora, había tres puestos disponibles en la Junta de Gobierno, y los tenía el PP, que cedió uno a Ciudadanos; habrá que ver cómo queda esa cuestión.

 

En materia de asesores, está en juego el equipo del alcalde. Quien sea investido tiene derecho a un grupo de colaboradores formado por jefe/a de gabinete, un jefe/a de comunicación y dos asesores de gestión; además, cuenta con personal de apoyo y conductor de entre los que tiene el Ayuntamiento.

 

El número de concejales obtenido por cada partido no va a afectar, no obstante, al reparto de dedicaciones exclusivas, los puestos en los que el sueldo y cotizaciones de un concejal los asume el Ayuntamiento. Una dedicación es para el alcalde, que siempre ejerce por obligación en este régimen; cada grupo tiene una como mínimo, el grupo mayoritario de la oposición suma uno más y el resto salen de la Junta de Gobierno formada por tenientes de alcalde o concejales del equipo de Gobierno. Además, hay dedicaciones parciales, que resultan de 'partir' el máximo de dedicaciones exclusivas, una práctica habitual en algunos grupos. El coste final de la corporación, unos 800.000 euros al año en sueldos, no debe variar mucho.

 

Otra cuestión que hay que resolver es la de los despachos. Tras la entrada de dos grupos políticos nuevos hace cuatro años, inicialmente hubo que colocarlos donde se pudo, y después se habilitaron nuevos espacios. Actualmente, PSOE, Cs y Ganemos cuentan con espacio suficiente, y el PP se reserva la 'planta noble'. Habrá que ver si se reconfiguran los espacios porque los socialistas tienen tres concejales más.

 

Los grupos municipales tienen derecho a una asignación económica para gastos de funcionamiento propios de su actividad municipal. Son fondos municipales que se pueden usar para cuestiones concretas, y de los que no se pueden pagar sueldos ni actividades del partido. La cantidad presupuestada este año es de 30.000 euros.

 

El reparto se hace en función de dos criterios: un tercio del total presupuestado, a partes iguales entre los grupos existentes, y el resto, de forma proporcional al número de concejales de cada grupo. En este reparto, el PSOE saldrá ganando (ha percibido 7.600 euros durante 2018, se irá a cerca de 10.000), el PP tendrá un poco menos (le tocaban más de 11.000 euros), Cs estará igual (unos 5.500) y Podemos:Ganemos perderá fondos (percibía 5.500 euros al año).