Aseguran que el obispado de Salamanca ignoró las denuncias de abusos contra el cura apartado en 2014
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Aseguran que el obispado de Salamanca ignoró las denuncias de abusos contra el cura apartado en 2014

Javier Paz, el salmantino que denunció al cura Isidro López

El diario El País ha tenido acceso a la sentencia condenatoria de Isidro López, en la que se asegura que las acusaciones abarcan varias décadas.

El obispado de Salamanca ignoró durante décadas, sin informar a la policía, las denuncias contra un cura, Isidro López, condenado al final en 2014 en el Vaticano por abusos sexuales, como relata El País en su edición de este 2 de noviembre.

 

La sentencia condenatoria del cura fue leída a las víctimas en verano de 2014 pero no les fue entregada una copia, aunque una de ellas grabó esa lectura, a la que El País ha tenido acceso. Con ella se confirma la práctica en España de cambiar de parroquia a los curas acusados de abusos.

 

En la sentencia se reconocen, además, otros casos: “Mientras ejercía el ministerio pastoral en las parroquias de San Julián y San Martín, y luego en San Pedro Apóstol de Tejares, en la diócesis de Salamanca, y era docente en los centros de educación secundaria Fray Luis de León y Torres Villarroel, sitos en Salamanca, fue acusado de diversos delitos de abuso sexual de menores, pero entonces tales denuncias no fueron consideradas verosímiles”.

 

Ese periodo temporal abarca varias décadas: en la parroquia de San Julián y San Martín permaneció desde los años setenta hasta mediados de los noventa, y en San Pedro Apóstol, hasta 2003. Por lo tanto, las denuncias se remontarían al menos a los años noventa.

 

Javier Paz es el salmantino que denunció a Isidro López por abusar de él entre 1982 y 1992, de sus 10 a sus 20 años en la parroquia de San Julián.