Asaja Salamanca reclama medidas urgentes ante los nuevos ataques de buitres al ganado vivo
Cyl dots mini

Asaja Salamanca reclama medidas urgentes ante los nuevos ataques de buitres al ganado vivo

El último ataque, el pasado 28 de julio en Aldeanueva de Figueroa. 

Asaja Salamanca ha reclamado medidas urgentes ante los nuevos ataques de buitres al ganado vivo, que se suman la climatología adversa por la falta de lluvia que ha dejado pésimas cosechas para los agricultores, y a los ganaderos, a falta de agua para abastecer al ganado.

 

Por este motivo, la organización pide a las administraciones que sean "más sensibles" con estos casos e implanten un sistema de medidas para que las rapaces no causen más agravios a los ganaderos, que se refuerce el sistema de muladares y que se contemple un resarcimiento económico por los desperfectos que causan, según ha indicado la OPA.

 

"De continuar desoyendo las peticiones de la organización salmantina, sólo se creará aún más división de opiniones entre la sociedad y se truncará la supuesta convivencia real con las especies salvajes, ya que los profesionales del campo sienten abandono por parte de las administraciones", ha advertido Asaja.

 

Según recuerda el comunidad, el pasado domingo 28 de julio, un socio de esta organización salmantina acudió a su explotación del término municipal de Aldeanueva de Figueroa y se encontró con una bandada de "unos 150 buitres" que estaban "dejando en los huesos" a un ternero de unos 15 días.

 

"Había vacas que acababan de parir, pero este ternero se encontraba más alejado y como son raza simmental fleckvieh, es decir, muy mansas, le han visto desprotegido y han ido a por él. El sábado por la tarde, estaba en perfectas condiciones", alegaba el ganadero.

 

Asaja Salamanca ha insistido en que no se trata de hechos aislados ya que, a primeros de julio, los buitres se "cebaban" con una explotación de Horcajo Medianero y acaban con la vida de un ternero recién parido.

 

Además, la OPA ha recordado que la mayoría de estos hechos no se denuncian ante la "dejadez" de las administraciones y que son solo "la punta del iceberg" en cuanto a ataques de buitres a ganado vivo en el campo.