Asaja derrota a Azucarera en tribunales y exige el pago inmediato de los 6,5 millones de euros que debe a 2.500 agricultores
Cyl dots mini

Asaja derrota a Azucarera en tribunales y exige el pago inmediato de los 6,5 millones de euros que debe a 2.500 agricultores

Donaciano Dujo y los responsables de Asaja.

La organización se impone a la empresa en los tribunales y Azucarera tendrá que abonar lo que "de un plumazo" negó a miles de agricultores.

La organización agraria ASAJA de Castilla y León ha exigido a Azucarera Iberia que abone con carácter de urgencia los cerca de 6,5 millones de euros que debe a cerca de 2.500 remolacheros españoles, el diferencial que la compañía dejó de pagar en la campaña 2019/2020 saltándose el cumplimiento del acuerdo marco interprofesional y los precios que estaban en vigor, como así lo ha respaldado la Corte Arbitral de Madrid, dando la razón a la demanda presentada por ASAJA.

 

Este lunes por la mañana el presidente de ASAJA de Castilla y León, Donaciano Dujo, acompañado por el secretario, José Antonio Turrado, y la gerente regional, Nuria Ruiz Corral, ha aportado en rueda de prensa todos los detalles del Laudo arbitral que permitirá que los remolacheros de toda España que contrataron con Azucarera en aquel año perciban el dinero que en justicia les correspondía. Dujo ha informado de que hoy mismo la OPA he enviado un requerimiento a Azucarera para que “abone de inmediato las cantidades que debe al sector. Sería inaceptable que retrasara el pago, lo que nos obligaría a recurrir judicialmente”, ha apuntado.

 

Los responsables de ASAJA han sido muy críticos con las decisiones adoptadas en los últimos años por Azucarera, pidiendo el cese del actual equipo directivo “por su incompetencia y soberbia, que ha culminado con la sustracción de ingresos que pertenecían a los agricultores, y con la caída en picado de la contratación de la compañía, reducida en apenas tres campañas a la mitad de la que existía, lo que es un daño irreparable para los agricultores que se han visto obligados a dejar de producir remolacha, pero también para el tejido económico y social que de este sector depende, desde trabajadores de fábricas, a transportistas u otros servicios derivados”, ha apuntado el presidente de la OPA.

 

Por zonas, en la norte, con cerca de un millón de toneladas en la campaña 2019/2020, deberá pagar 4,2 millones de euros, y 2,3 millones de euros en la zona sur por 540.000 de toneladas. En el caso concreto de Castilla y León, la multinacional deberá pagar 3,57 millones de euros a unos 1.000 agricultores por 850.000 toneladas.

 

Daño al sector

Así lo ha exigido Dujo en una rueda de prensa este lunes tras conocer que el Árbitro Único de la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid ha dado la razón a Asaja en su demanda a la compañía AB Azucarera Iberia S.L. por modificar de forma unilateral el precio de la remolacha en la campaña de siembras de 2019, una decisión firme contra la que no cabe posibilidad de recurso ni de otro laudo.

 

Esto supone que Azucarera tendrá que abonar un diferencial estimado de 4,2 euros por tonelada de remolacha tipo entregada en la campaña 2019/2020 a todos los remolacheros de España que la multinacional quitó "de un plumazo" rompiendo la estabilidad del sector "por falta de conocimiento y de sensibilidad y por avaricia de precio", lo que ha derivado, a su vez, en una pérdida de superficie contratada con esta empresa que ha pasado de 14.500 hectáreas en la campaña 2018 a 7.325 en 2021, el primero que se siembra sin AMI con la multinacional.

 

"Es decir, Azucarera hoy en Castilla y León tiene el 50 por ciento de la remolacha que tenía en 2018", ha lamentado Dujo que ha evidenciado con estos datos que tenían razón cuando advirtieron de que los remolacheros no entendían que la empresa rompiera el Acuerdo Marco Interprofesional, tras lo que optaron por contratar con Acor o por abandonar porque por debajo de los 42 euros no les salían las cuentas.

 

"Esto supone unas pérdidas grandísimas, supone la pérdida de la confianza en el sector y supone que muchos agricultores no pueden seguir sembrando remolacha", ha advertido Donaciano Dujo que ha augurado además pérdida de empleo en las molturadoras de lo que ha responsabilizado en exclusiva a la empresa.

 

A esto ha añadido que en el año 2018 había 3.300 remolacheros que cultivaron 25.000 hectáreas (14.500 con Azucarera y 10.500 con Acor), cifra que cayó en 386 personas en 2019, cuando sembraron remolacha 2.916 productores por un total de 21.500 hectáreas, 3.500 menos que el año precedentes, a lo que se suma que Acor incrementó la superficie contratada hasta las 14.000, frente al "desaguisado" de la multinacional que ha perdido la mitad de superficie contratada en Castilla y León.

 

Unas nuevas reglas

"Es una gran noticia haber doblegado a Azucarera por un acto sin precedentes la prepotencia, la soberbia y la sustracción de ingresos a los agricultores", ha reconocido Dujo que ha exigido a Azucarera que cese el equipo directivo del área agrícola "por incompetentes, por haber defraudado las expectativas del sector remolachero, por haber querido sustraer el dinero que les pertencía a los agricultores según el Acuerdo Marco Interprofesional y por haber destruido la confianza con las organizaciones agrarias en lo que han sido hasta ahora unas buenas relaciones".

 

Asimismo, Dujo ha abogado por establecer nuevas relaciones con los nuevos responsables que ponga Azucarera en el equipo agrícola para llegar a un AMI de futuro "lo antes posible" con el objetivo de revertir la "mala situación" que hay en estos momentos, con el ejemplo del reciente acuerdo alcanzado entre las OPA y la otra empresa azucarera de Castilla y León, la cooperativa Acor, que garantiza un mínimo de 42 euros, con posibilidad de alcanzar los 45, hasta 2027, a través de precio y de ayudas de las administraciones.

 

"La suma del precio más las ayudas tiene que ser rentable para los agricultores, aunque no sea como antes", ha reclamado Dujo que ha defendido la remolacha como una "alternativa necesaria" en Castilla y León. En este sentido, ha cargado contra la "estrategia equivocada" y "a la desesperada" de la multinacional con propuestas "tan disparatadas" como no pagar por calidad, cuando es "la bandera" de la producción de Castilla y León con la que puede competir con la remolacha de terceros países. Dujo ha advertido a Azucarera de que si sigue por ese camino "va mal" y poco a poco acabará con el cultivo a lo que ha añadido a lo mejor otra empresa coge lo que ella no quiere.

 

Donaciano Dujo ha reivindicado asimismo la estrategia de Asaja, al denunciar ante arbitraje el incumplimiento del AMI y de la oferta de precios por parte de Azucarera, frente a la de COAG y UPA que, según ha aclarado, sólo fueron partidarias de seguir negociando. "Asaja ha sido la que ha ganado que Azucarera tenga que compensar a todos los remolacheros de España", ha insistido para sentenciar: "UPA y COAG no creyeron en ello".