Asaja denuncia la existencia de una plaga de conejos en algunas zonas de la provincia

Las comarcas de La Armuña y Alba de Tormes son las más afectadaas
En los últimos días decenas de agricultores charros se han visto sorprendidos ante la “increíble y anormal” presencia de conejos que tienen sus huras en los asientos de las autovías A-62, a su paso por los municipios de Parada de Rubiales, Aldeanueva de Figueroa, La Orbada, Pajares de la Laguna; Villanueva de Guareña, Pedrosillo el Ralo, Castellanos de Moriscos, Villares de la Reina y Villamayor; en la A- 66, a su paso por las localidades de Villares de la Reina, Castellanos de Villiquera, Calzada de Valdunciel, Valdunciel y Topas y en la A-50, a su paso por los pueblos de Calvarrasa de Abajo, Encinas de Abajo, Peñaranda y Cantaracillo, entre otros, provocando serios daños y destrozos en los cultivos agrícolas de las parcelas colindantes y causando el respectivo peligro al minar la base de la propia carretera.

Ante la profunda indefensión que nuestros agricultores nos han trasladado frente a esta plaga, desde ASAJA Salamanca, se ha solicitado un encuentro urgente, con el nuevo subdelegado del gobierno en la provincia, Javier Galán Serrano, con el propósito de acordar, a la mayor brevedad posible, alguna medida de vigilancia y control que acabe con esta situación y evite así la rápida propagación de los mismos. Este animal, considerado uno de los más dañinos, agrícolamente hablando, ha comenzado a alimentarse de cereales, dada la casi ausencia de su propio alimento, lo que impide el crecimiento y desarrollo de la planta.

De esta forma, nuestra organización profesional agraria considera y propone que sería necesaria la concesión de permisos temporales de caza, para antes de la próxima primavera, aunque reconocemos que no es la única solución a un problema, que previsiblemente y si no se pone solución se agravará después de la cría.