Arrimadas e Igea lanzan la campaña más decisiva de Ciudadanos unidos a pesar de un pasado de tensiones
Cyl dots mini

Arrimadas e Igea lanzan la campaña más decisiva de Ciudadanos unidos a pesar de un pasado de tensiones

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas; el presidente de las Cortes de Castilla y León,, Luis Fuentes; y el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea

Menos de dos años después de un tirante encuentro, regresan a Valladolid para presentar una candidatura en la que Igea es cabeza de lista y Cs se juega buena parte de su futuro político.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el candidato a la presidencia de la Junta, Francisco Igea, presentan este domingo en Valladolid las candidaturas del partido para las elecciones autonómicas del 13 de febrero. Son unos comicios decisivos para el partido, que ha formado parte del Gobierno regional hasta hace menos de un mes, y al que las encuestas pintan un horizonte muy negro: perdería casi toda su representación. Se la juega con una lista encabezada por el exvicepresidente de la Junta, al que ahora Arrimadas ve unido su destino y buena parte del futuro del partido.

 

Se trata de uno de sus primeros encuentros públicos entre ambos desde que se rompiera el Gobierno bipartito de la Junta con el PP y Alfonso Fernández Mañueco convocara elecciones; Arrimadas tuvo un encuentro telemático con los cesados poco después de romperse el gobierno. Desde entonces, Arrimadas se ha alineado con el que al final ha sido el candidato de Cs, lo que les ha llevado a unir fuerzas cuando hace poco menos de dos años se enfrentaban por el liderazgo interno del partido.

 

Fue en febrero de 2020 y aquella rivalidad tuvo un momento álgido en Valladolid, donde hoy se celebra también el acto de presentación de candidatura. Fue un 24 de febrero en un hotel pucelano, en el que ambos coincidieron para el acto de un medio de comunicación en plena escalada de declaraciones por el futuro de Cs. El momento terminó con un tenso encuentro en el que Arrimadas e Igea ventilaron sus diferencias ante los micrófonos de los medios que grabaron la escene y su sonido: así lo contamos.

 

En aquellos días, Igea barajaba presentarse a las primarias para suceder a Albert Rivera (cosa que hizo finalmente), batalla en la que se iba a enfrentar a Arrimadas, que posteriormente se llevó el gato al agua con contundencia en marzo de 2020. La conversación pública en aquel acto fue muy tirante y confirmaba las serias discrepancias entre ambos. En ella Arrimadas dejaba entrever conversaciones internas y le ofrecía un coloquio delante de la militancia, Igea le confirmaba que no buscaba una integración de candidaturas y negaba que quisiera un reparto de puestos en la nueva ejecutiva a cambio de no presentar batalla. El encuentro de Valladolid era un último intento de acercar posturas que no fraguó. Después Arrimadas ganó las primarias, Igea salió de todos los cargos orgánicos y se centró en el gobierno regional... hasta que se rompió y se ha convertido, de nuevo, en candidato de Cs.

 

Así que ambos protagonistas regresan al lugar de los hechos, donde Arrimadas también apaciguó en su día los ánimos con Fernández Mañueco por la moción de censura y donde se acabó por concretar la ruptura de un acuerdo que el candidato del PP aseguró a la presidenta 'naranja' no se rompería. Y si hace menos de dos años su lejanía era evidente, y pese a que han acercado posturas y limado diferencias, ahora tienen que unir fuerzas en un momento decisivo para Cs.

 

El partido afronta los comicios con un panorama demoscópico aterrador. Todas las encuestas pronosticar un desplome total en votos, para pasar del 15 al 5% y de los 11 procuradores a conservar como máximo uno, el de Valladolid, que sería precisamente el de Francisco Igea. Del resultado dependerá también el futuro del partido, instalado en una deriva muy negativa en la que, sucesivamente, ha ido perdiendo peso y protagonismo parlamentario. De lo que ocurra el 13 de febrero dependerán muchas cosas.