Arranca la primera operación salida del verano 2019, con una previsión de 80.000 desplazamientos en las carreteras salmantinas
Cyl dots mini

Arranca la primera operación salida del verano 2019, con una previsión de 80.000 desplazamientos en las carreteras salmantinas

Imagen: Archivo.

De los de julio, 80.000 se espera que se produzcan en la 1ª Operación del Verano, entre este viernes y el próximo domingo, 1 de julio.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martin Juárez, ha presentado este viernes, 28 de junio, el dispositivo especial de la Dirección General de Tráfico para el verano 2019, que comienza este mismo viernes y se prolongará hasta el domingo 1 de septiembre. 

 

Durante este periodo se ponen en marcha una serie de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, con el objetivo de garantizar la seguridad de los ciudadanos en sus desplazamientos y prevenir cualquier riesgo posible, manteniéndoles informados.

 

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha estado acompañada por el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán; por la jefa coordinadora regional de Tráfico, Inmaculada Matías, y por el teniente coronel de la Agrupación del Tráfico de la Guardia Civil del Sector del León, Rafael Aparicio.

 

Durante los meses de julio y agosto se prevé que se realicen por las carreteras un total de 13.284.000 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un incremente del 3,70% respecto a los desplazamientos reales que se produjeron el año pasado.

 

Para julio se han previsto casi 6 millones de desplazamientos, cifras muy similares a las del año pasado.

 

En agosto, la previsión es de más de 7 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un incremento del 8,16% respecto a los movimientos que se produjeron en agosto del año pasado.

 

Los desplazamientos previstos por las carreteras salmantinas son 1,29 millones, de los que 585.000 corresponderían a julio y 711.000 al mes de agosto. De los de julio, 80.000 se espera que se produzcan en la 1ª Operación del Verano, entre este viernes y el próximo domingo, 1 de julio.

 

Como viene sucediendo desde hace varios años, muchos ciudadanos optan por fragmentar sus vacaciones a lo largo de los dos meses y empezarlas haciéndolas coincidir con el fin de semana.

 

Siguiendo este criterio y para atender a ese mayor número de personas que comienzan las vacaciones en fin de semana, y que optan por el vehículo como medio de transporte, la DGT ha establecido dispositivos especiales de regulación y control del tráfico durante todos los fines de semana del periodo estival, intensificándolos durante los primeros de cada mes y dando lugar a las llamadas operaciones salida o regreso.

 

¿Qué va a hacer la DGT?

Partiendo de esta base, la DGT ha adoptado las siguientes medidas para poner en marcha durante el verano:

 

Instrucción a la Agrupación de Tráfico para priorizar la vigilancia en las carreteras convencionales y comprobar que se está cumpliendo el límite de los 90 km/h en las carreteras. Desde enero, la velocidad genérica de estas vías es de 90 km/h.

 

Este verano los ciudadanos cuentan con 13 agentes más de la Agrupación de Tráfico respecto al verano pasado. Actualmente la ATGC cuenta con 1.327 efectivos.

 

Instalación de 12 nuevos radares durante este año. 6 de ellos estarán operativos el 1 de julio. Los 6 restantes, de los que 5 son de tramo, irán entrando en servicio conforme se tengan las certificaciones del control metrológico.

 

Vigilancia a través de los medios aéreos de los que se dispone: 1 helicóptero que sobrevolarán las carreteras de la comunidad autónoma, y 1 dron.

 

Se incrementarán los controles preventivos de alcoholemia. Tráfico tiene previsto realizar en estos dos meses 130.000 pruebas. A esta cifra habrá que sumar las que realizan las policías locales y autonómicas.

 

Vigilancia del uso del móvil con todos los medios disponibles: helicóptero, dron, 25 cámaras de alta definición y vehículos camuflados.

 

Realización de tres campañas especiales de vigilancia, dos de ellas enfocadas a colectivos vulnerables: ciclistas (13 y 14 de julio); motociclistas (27 y 28 de julio) y la tercera a control de velocidad (del 12 al 18 de agosto).

 

Campaña de concienciación en medios de comunicación y redes sociales. El mes de julio se retoma la campaña Vivo o muerto para llamar la atención sobre el drama de los accidentes de tráfico, y se continuará con la campaña Top vacacional sobre los posibles destinos de vacaciones a los que nunca se había pensado acudir si se bebe alcohol, no se respetan los límites de velocidad o si se usa el móvil conduciendo. Conductas que pueden conducir al hospital, a la cárcel o quizás al cementerio.

 

Según ha dicho la delegada del Gobierno, “hemos realizado un esfuerzo importante para incrementar los medios humanos y técnicos para ponerlos al servicio de los ciudadanos, pero estos medios no servirán de mucho si no se tiene un comportamiento correcto en la carretera y si no se cumplen las normas establecidas”. Para Mercedes Martín, “no hay excusas, la seguridad vial es una responsabilidad de todos y todos debemos estar a la altura para no generar peligro en la carretera y sufrimiento a cientos de personas que sí que las cumplen”.

 

En lo que a gestión del tráfico se refiere y para facilitar la movilidad en carretera, se establecerán las siguientes medidas:

 

Instalación de carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y tramos en determinadas carreteras.

 

Establecimiento y señalización de itinerarios alternativos

Señalización dinámica en Castilla y León a través de 160 paneles de mensaje de las principales variables del tráfico: tiempos de recorrido, itinerarios alternativos, incidencias en la vía, etc.

 

Paralización de las obras que afecten a las calzadas en todas las carreteras para minimizar la afección al tráfico durante los días de la operación salida-retorno de verano.

 

 

Limitación de la celebración de pruebas deportivas y otros eventos.

 

Restricción de la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos que precisen autorización especial para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos.