Arranca la III Estrategia de Empleo

Trabajador

La Salina destina 2,5 millones de euros para la contratación y la creación de nuevas iniciativas empresariales.

La Diputación de Salamanca pondrá en marcha la tercera edición de la Estrategia de Empleo, un plan dotado con 2,5 millones de euros que se destinarán al apoyo a emprendedores y a empresas de la provincia que quieran aumentar su plantilla.

 

El presidente de la Institución provincial, Javier Iglesias, y la vicepresidenta y diputada de Economía y Empleo, Chabela de la Torre, han presentado esta iniciativa que ha permitido la pervivencia de 350 iniciativas emprendedoras y la existencia de 80 nuevos puestos de trabajo en sus dos convocatorias iniciales.

 

Esta estrategia cuenta con dos líneas, una del impulso del autoempleo y otra destinada a la contratación en empresas asentadas en la provincia, y está previsto que se apruebe en el próximo pleno para que se publique a continuación en el Boletín Oficial de la Provincia y se abra el proceso de solicitudes hasta el 30 de junio.

 

Los emprendedores beneficiados serán aquellos que hayan puesto en marcha su empresa desde el 1 de enero del presente año o que tengan previsto hacerlo durante este ejercicio 2016, ha apuntado Iglesias.

 

En este línea, las ayudas serán de 2.500 euros para la puesta en marcha del negocio y contarán con una subvención para pagar la cuota de autónomos durante dos años; y, para la contratación en empresas, las entidades recibirán 350 euros al mes por trabajador también durante dos años.

 

En el caso de que las iniciativas empresariales o la contratación no se mantengan durante los dos años, los beneficiarios tendrán que devolver un porcentaje de la ayuda recibida de la estrategia provincial, ha indicado Javier Iglesias.

 

En cuanto a los emprendedores, los requisitos para poder acceder a las subvenciones contemplan que deben de estar empadronados en algún municipio de la provincia, estar inscritos como demandantes de empleo antes de iniciar el proyecto, no haber estado dados de alta como autónomos en la misma actividad en el último medio año y mantenerse al corriente de las obligaciones tributarias.

 

Respecto a las empresas, los contratos tienen que ser de carácter indefinido para personas desempleadas y que estén empadronadas en la provincia, según las bases aportadas por la Diputación.