Arranca FS Salamanca Unionistas con el objetivo del ascenso y contagiar la pasión por el fútbol sala
Cyl dots mini

Arranca FS Salamanca Unionistas con el objetivo del ascenso y contagiar la pasión por el fútbol sala

Foto de plantilla FS Salamanca Unionistas
Ver album

Fútbol Sala Salamanca Unionistas comienza la pretemporada de un año clave para la historia del club en el que el ascenso es el objetivo. Tomás de Dios cuenta con un equipo que mezcla juventud, veteranía y que tendrá hasta siete caras nuevas. Por delante más de un mes de trabajo y diez partidos.

Comienza el 'año X' para Fútbol Sala Salamanca Unionistas en un año que, aunque entra dentro del ciclo de crecimiento marcado por el club hace tiempo, es especial y es que es el año que después del hermanamiento con Unionistas se dan las circunstancias para acometer el gran objetivo, el ascenso. "Es continuación de la temporada anterior, de ese pequeño sueño que me contagió el presidente", reconoce el técnico Tomás de Dios. "Toca el año bonito, el año duro y difícil, pero el año de competir después del año de formación del año pasado y ahora es rendimiento". 

 

Llegan jugadores veteranos, algunos que vienen de la Segunda B con experiencia buscando "la mezcla explosiva" que lleve al equipo a ser primero de grupo para después afrontar la eliminatoria de ascenso ante el campeón del grupo cántabro. 

 

A largo plazo se busca esa vuelta del fútbol sala de Salamanca a la elite con unas señas de identidad claras. "Somos un equipo que da espectáculo, que en casa no perdimos el año pasado, con defensa presionante que además realizamos una práctica intensa en los entrenamientos y queremos contagiar pasión por nuestro deporte". A los jugadores se les pide "autoexigencia en el día a día".

 

Al grueso del plantel de la pasada temporada se suman ya tres jugadores nuevos y además hay cinco o seis a prueba de los que se podrían incorporar hasta cuatro. El juvenil de primer año Álvaro, que fue convocado con la selección de Castilla y León, hará toda la pretemporada. 

 

Durante la pretemporada se disputarán diez encuentros de los que un 50 por ciento se disputarán con rivales de una categoría superior y el resto ante adversarios de la mismac categoría y grupo en el que rivales como Arévalo, Zamora o Segovia se presentan como principales rivales.