Arranca en Salamanca 'Dale la vuelta a la urticaria', una iniciativa para acabar con falsas creencias

Campaña urticaria en Salamanca (Foto: De la Peña)

con el doble objetivo de informar y concienciar a la sociedad acerca de la verdadera afectación de la urticaria crónica espontánea (UCE) en la calidad de vida de las personas que la padecen.

El próximo 5 de julio a las 11:00 horas se presentará en la Plaza de Anaya de Salamanca la campaña 'Dale la vuelta a la urticaria', impulsada por la Asociación de Afectados de Urticaria Crónica (AAUC), en colaboración con Novartis, con el doble objetivo de informar y concienciar a la sociedad acerca de la verdadera afectación de la urticaria crónica espontánea (UCE) en la calidad de vida de las personas que la padecen.

 

Para ello, la campaña pondrá en marcha a pie de calle un juego de paneles giratorios que contrapondrán mitos y realidades sobre la enfermedad, bajo el propósito de derribar las falsas creencias de la población general, como que se trata de un mero picor o una patología contagiosa, entre otras, y evitar que se banalicen sus efectos.

 

 

Además, esta actividad dinámica se complementará con la entrega de folletos informativos sobre la urticaria crónica, con la idea de facilitar la máxima información a los visitantes, y el reparto de flyers para animar a la gente a participar en el juego y descubrir más sobre esta enfermedad, todavía desconocida.

 

'Dale la vuelta a la urticaria' se desarrollará a lo largo del año en varias ciudades españolas. Tras pasar por Madrid y Salamanca, se desplazará a Zaragoza, Bilbao, A Coruña, Barcelona (con motivo del día mundial de la patología), Pamplona, Sevilla y Alicante, con el objetivo de acercar al máximo número de personas los efectos de esta patología cutánea grave, que solo en Salamanca afecta a cerca de 1.000 personas4 y que, a nivel mundial, presenta una prevalencia del 1%. Sus síntomas, especialmente angustiosos y de carácter crónico e impredecible, comprenden la aparición de ronchas o habones con enrojecimiento, hinchazón, prurito y, a veces, dolor en la piel1,2.