Arranca en la USAL el proyecto de investigación que permitirá comprender el comportamiento de la Covid-19

Inicio del proyecto Diancusal con test serológicos a la comunidad universitaria (Fotos: I. Andrés)
Ver album

La Universidad de Salamanca realizará más de 20.000 test serológicos entre los miembros de la comunidad universitaria para analizar en profundidad el comportamiento del virus.

La Universidad de Salamanca ha comenzado ya a realizar los primeros test serológicos dentro del proyecto Diancusal, que permitirá "conocer y comprender el comportamiento de la Covid-19", según han apuntado los promotores de una iniciativa con la que se realizarán más de 20.000 test serológicos entre los miembros de la comunidad universitaria dentro de un ambicioso y pionero proyecto de investigación.

 

La iniciativa parte con el objetivo de comprender la situación sanitaria, además de aportar nuevos conocimientos sobre el coronavirus. "Hasta ahora ha predominado el desconocimiento del virus y ha sido la experiencia de lo que hemos tenido que aprender, por eso el programa Diancusal será una aportación más para el aprendizaje continuo de la enfermedad", ha explicado Manuela Plaza, gerente de Salud del área de Salamanca.

 

De esta forma, con este proyecto de investigación se espera realizar más de 20.000 test con una participación de entorno al 70% de los alumnos, aunque "esperamos que la participación sea muy alta y se supere ese porcentaje". De hecho, en esta primera fase, en la que los test se realizarán en el campus biosanitario entre los miembros de PAS y PDI, se ha superado la previsión y se han apuntado más de las 600 personas previstas. 

 

La prueba comenzará con la toma de muestras a través de la extración de sangre y se procesará en la clínica odontológica de la USAL, que cuenta con seis puestos con equipos multidisciplanares. Además, el proyecto cuenta con el apoyo del Servicio de Microbiología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y su servicio de Medicina Interna para el análisis de las muestras y el seguimiento en caso de que se detecte algún caso en activo.

 

Además, otro de los objetivos que persigue este ambicioso estudio es conocer "la influencia de la movilidad de los estudiantes en el avance de la enfermedad en Salamanca". "Queremos conocer qué pasó en Salamanca durante lo más grave de la pandemia y establecer estrategias ante un posible rebrote", apuntan los promotores de la iniciativa. Se trata de "conocer mucho más de este virus. Ahora queremos ser muy rápidos, pero la ciencia no funciona así y esto será dar un pasito más", ha explicado Antonio Muro, coordinador UIC Enfermedades Infecciosas y Tropicales y decano de la Facultad de Farmacia de la USAL.

 

Por su parte, el rector ha reconocido que este proyecto "sólo se podía desarrollar en Salamanca, donde las instituciones estamos cerca y colaboramos de forma decidida". 

 

Con estas primeras extracciones comienza la primera fase de un proyecto, que continuará los meses de septiembre y octubre, cuando se extenderá al resto de miembros de la comunidad universitaria de todos los campus. De esta forma, los equipos se desplazarán a Zamora, Béjar y Ávila para la toma de muestras, que después se analizarán por las tardes en el hospital salmantino. "En caso de que se produjera un brote importante el proyecto se pararía para no cargar al hospital", aseguran.

 

"Este proyecto no beneficia solo a la comunidad universitaria, sino que redundará en beneficio de toda la sociedad salmantina, ya que conocer el virus nos ayudará a estar preparados", ha apuntado el rector de la USAL, Ricardo Rivero.

 

Igualmente, han querido realizar un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos. "No hemos ganado la guerra, hemos ganado una batalla pero la guerra continúa, no nos relajemos", aseguran.

 

En el acto de presentación del inicio del proyecto han estado presentes el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, junto a Luis González Fernández, gerente del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; Purificación Galindo, vicerrectora de Ciencias de la Salud, Gestión de la Calidad y Política Académica de la USAL; Rogelio González Sarmiento, director del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca; Luis Javier González Elena, gerente de Atención Primaria; Manuela Plaza, gerente de Salud del área de Salamanca; Santiago Santa Cruz, presidente del Colegio de Médicos de Salamanca; Mª José García Romo, presidenta del Colegio de Enfermería de Salamanca; Antonio Muro, coordinador UIC Enfermedades Infecciosas y Tropicales y decano de la Facultad de Farmacia de la USAL; Juan Luis Muñoz Bellido, jefe de Servicio de Microbiología y Parasitología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; José Ángel Martín Oterino, jefe de Servicio de Medicina Interna del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; Francisco Javier García Criado, decano de la Facultad de Medicina de la USAL; Fausto José Barbero Iglesias, decano de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la USAL; y Moncef Belhassen García, de la Unidad de Infecciosas del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: