Actualizado 04:46 CET Versión escritorio
Salamanca

Arranca el refuerzo del primer tramo de la pesquera de Tejares tres años después de su derrumbe

MUNICIPAL

Casi tres años después de que se derrumbara parte de la estructura, operarios trabajan en un primer tramo del dique. Más adelante se reparará el boquete abierto.

Publicado el 30.08.2018

Operarios de la empresa concesionaria han iniciado los trabajos para reforzar el dique de la pesquera de Tejares, que se derrumbó hace cerca de tres años. La actuación arrancó al fin hace unas semanas con la limpieza y desbroce de la zona afectada por el proyecto, que contempla su recuperación como zona de ocio. De momento, lo que se está haciendo es reconstruir el dique en su parte lateral.

 

Las obras se han iniciado aprovechando que el caudal del río ha bajado este verano y tras liberar el agua estancada en uno de los lados. Operarios de construcción están procediendo a instalar malla metálica para recomponer su estructura, bastante dañada en este tramo, aunque no llegó a derrumbarse como en el lugar donde se abrió el boquete en septiembre de 2015.

 

Desde entonces, y casi cada verano, se ha prometido su arreglo. Sin embargo, el proceso ha sido tortuoso y ha desbordado, con creces, todo plazo posible. Primero hubo problemas para entenderse entre Ayuntamiento y CHD, que recomendó incluso derribar por completo el dique; después un cambio de parecer por parte del alcalde; retrasos para comunicar el proyecto a los afectados, con problemas para localizar a algunos; y muchos meses de trámite de contratación.

 

El resultado es el estado del lugar. Desde las márgenes predomina la vegetación, que ha crecido en una Primavera muy lluviosa dejando en evidencia la falta de limpieza y mantenimiento por parte de CHD y Ayuntamiento. El agua ha estado estancada en los márgenes, generando olores, y la zona parece un manglar. Adentrándose sobre la pasarela metálica, los arbustos tapan la visión hasta que estamos sobre el cauce, bastante seco actualmente. Hay numeroso troncos y maleza acumulada sin limpiar, y vegetación que impide incluso ver el boquete del dique, antes bien visible.

 

El proyecto de actuación contempla que además de reconstruir el dique que se derrumbó, se construirá un "pantalán flotante", accesible desde la calle Botijeros, que permitirá el uso deportivo y de ocio del río, y se instalará un mirador a la pesquera. El presupuesto es de 387.000 euros. 

COMENTARComentarios