Arranca el proyecto para convertir Almería en la capital mundial de la marihuana medicinal

Cinco invernaderos, un hospital oncológico y un hotel de cinco estrellas son los pilares de este megaproyecto.

Mediados de septiembre, Almería, y el primer paso para convertir a esta ciudad en una a la que se desviarán miradas desde todas partes del mundo. La empresa GSG & Associates tiene la firme intención de convertir esta localidad en la capital mundial de la marihuana medicinal, con todo un despliegue de infraestructuras realmente ambicioso.

 

Este proyecto es de embergadura, no estamos hablando de cultivar cannabis en un pequeño armario de cultivo.  Lo que la compañía tiene proyectado es un total de cinco invernaderos que se destinarán al cultivo de cáñamo, o Cannabis sativa, además de erigir un hotel de lujo, todo un hospital junto con un centro de investigación, una planta de extracción de aceite y otras infraestructuras de gran calado.

 

Por su planteamiento, esta propuesta ya se ha tildado de megaproyecto. La inversión a realizar se mueve en torno a los 300 millones de euros, aunque se estima que supere la cifra holgadamente para llegar a los 400. Un presupuesto muy alto, pero necesario para hacer de esta ciudad la diana del mundo entero en este campo.

 

Esta idea surge a partir de las propiedades medicinales que tienen dos de los principales componentes que hay en la marihuana. Una de las grandísimas razones por las que las ventas de armarios de cultivo se están disparando es porque aquí, en España, cada vez se es más consciente de los efectos y propiedades beneficiosas que posee esta planta.

 

Cada vez hay más facilidades para hacerse con semillas en tiendas especializadas como los grow shop, donde se venden productos de toda clase en relación con su cultivo y su cuidado. Y es que el constante tabú que ha existido sobre esta planta está dejando paso a la revelación de los efectos que tienen tanto el THC como el CBD.

 

El objetivo del invernadero que tiene pensado construirse en Retamar es acumular las plantas de cannabis de mayor calidad y mejor cuidadas, con el fin de aprovechar las bondades de esos dos componentes. El CBD, o cannabidiol, ha demostrado ser muy eficaz para solventar casos de depresión, fobias, adicciones, epilepsia o incluso ansiedad. Por otra parte, el THC, o tetrahidrocannabinol, ha demostrado ser muy bueno para paliar el dolor en enfermedades como el cáncer, la artrosis o la esclerosis múltiple.

 

Ambos son los principales motivos por los que la venta de semillas de marihuana se ha disparado a lo largo y ancho del país, como también de que el invernadero para la plantación de las mismas sea una de las grandes prioridades de GSC & Associates, que también planea abrir un hospital oncológico en el que dará uso a esta planta para sacar partido de sus efectos positivos.

 

Unas diez hectáreas aproximadas de superficie ubicadas cerca del centro de Michelín, en la carretera en dirección a Cabo de Gata, serán el territorio comprendido para este enorme invernadero de cannabis. Se estima que la plantación comience en este mes de septiembre para poder recoger los resultados en noviembre.

 

Su primera cosecha ya tiene comprador. La farmacéutica Mandara Pharma, uno de los referentes a nivel internacional, se hará con las 21 toneladas que salgan de esta primera cosecha; aunque se estima que la producción aproximada del invernadero llegue a las 6 cosechas anuales, lo que implica un total de 126 toneladas por año.

 

Una clara muestra de que la normalización y aceptación del cannabis se está extendiendo, es el crecimiento exponencial de los grow shop, que están acercando toda clase de productos relacionados con este tipo de cultivo, al consumidor. Su clientela también ha crecido mucho en los últimos años. En el campo de la salud, su uso se extiende cada vez más, como podemos ver con megaproyectos como este.

 

Los otros puntos del megaproyecto de GSC & Associates en Almería

 

Junto a este invernadero de Retamar, hay otros cuatro planteados, aunque más alejados de la capital almeriense. No obstante, además del presentado, hay otra infraestructura de lo más ambiciosa que también se erigirá en territorio almeriense: un hospital.

 

Con 150 camas ampliables, su especialización es el Alzheimer, los ictus, las enfermedades raras y, por supuesto, la oncología. Para ofrecer los mejores tratamientos, contará con un centro de protonterapia y un centro de investigación en el que se buscarán nuevos remedios basados en el aceite extraído de la planta de cáñamo, contando además con diversos laboratorios farmacéuticos y de biología genética.

 

Respaldado por la consultora WHM, esta parte de todo el megaproyecto estará complementada con una residencia que contará con 1.400 camas para los familiares de enfermos y el personal médico.

 

A todo esto hay que sumar, junto a otras muchas infraestructuras, el hotel de cinco estrellas que se edificará en la Vega. Un total de 420 habitaciones repartidas por 8 plantas que estará completamente equipado y apostará por ofrecer la máxima comodidad a los visitantes, así como unas preciosas vistas al mar.


Almería va a introducirse en los radares de todo el planeta a través de este megaproyecto, y lo que es más peculiar, gracias a la explotación del cannabis.