Aquimisa, sin freno para mostrar su mejor baloncesto

(Foto: I. Calle)

El equipo salmantino viaja a Zamora con el lastre de las lesiones pero con el objetivo de seguir sumando victorias pese a no poder luchar por el objetivo del ascenso.

Aquimisa Laboratorios se enfrenta a una nueva jornada sin nada en juego en sus aspiraciones clasificatorias pero sí en el orgullo de sus jugadores y de un equipo que quiere terminar en el mejor puesto posible, refrendando así sus buenas sensaciones de juego y baloncesto pese a todos los problemas de la temporada.

 

El equipo salmantino viaja a Zamora para medirse (domingo 30, 18.00 horas) al MG Chorizo Zamorano que camina en la mitad de la tabla con nueve victorias, dos menos que los de Isidro Álvarez, con el fin de disfrutar sobre la pista y terminar el año deportivo de la mejor manera posible.

 

"Jugamos contra un equipo muy completo, formado por una mezcla de jugadores jóvenes y de veteranos importantes para esta categoría, por lo que este partido promete espectáculo y emoción en la cancha", destaca en entrenador de Aquimisa, Isidro Álvarez, quien ha señaldo además: "La dirección del equipo ha cambiado porque ha llegado Javier Arguelles como nuevo técnico y tras unas jornadas de ajuste el equipo zamorano en estos momentos practica un buen baloncesto, con eficacia en su juego y en los resultados", agrega.

 

De estas afirmaciones se desprende que no va a aser fácil, ni mucho menos la victoria, por lo que el equipo salmantino deberá mostrar su mejor versión para salir airoso de este envite frente al conjunto zamorano

 

Aquimisa Laboratorios, por su parte, sigue con la enfermería llena ya que Imad tiene problemas en un tobillo y César, Alberto y Antón siguen recuperándose, y por ello se hará imprescindible contar con los juniors para el viaje a Zamora.

 

Por tanto, el equipo salmantino no quiere perder la oportunidad de seguir sumando para despedir este tramo final de la temporada con las señas de identidad que le definen como equipo y olvidar los problemas del pasado, única forma de seguir creciendo.