Aquimisa no se reconoce...

Simon penetra a canasta en un lance del partido (Foto: I. Calle)

El equipo salmantino no estuvo en partido y vio cómo su porcentaje de tiro y su defensa, poco intensa en muchos lances del partido, le hicieron cosechar otra dura y dolorosa derrota.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

AQUMISA LABORATORIOS 62 (16+10+14+22): Imad (6), Simon (23), Alonso (8), Dieye (11) y Mbaye (4) – cinco inicial – César (2), Álex (2) y Pedro (6).

 

GRUPO INEC QUESO ZAMORANO 77 (19+15+18+24): Fields (15), Josep Roman (5), Iza (6), Yates (18) y Alan (5) – cinco inicial – Daniel García (6), Daniel López (2), Andrés Javier (2), Villarejo (11) y Villamil (6).

 

ÁRBITROS: Aguado y Esteve. Mbaye, eliminado por cinco faltas en Aquimisa.

 

EN DETALLE: Partido disputado en el pabellón de Würzburg ante un millar de espectadores.

Dura y dolorosa. Así puede calificarse la nueva derrota de Aquimisa Laboratorios en el choque que le enfrentó en Würzburg a G. I. Queso Zamorano, partido en el que solo 'estuvo' un cuarto, el primero, para adolecer después de un acierto en el tiro desolador (20 / 59 de dos y 5 / 20 en triples) que hicieron imposible la machada pese a los intentos frustrados de conseguir la remontada.

 

El choque comenzó con mucha intensidad en ambas canastas y con un reparto de ‘golpes’ por parte de ambos equipos, conscientes de lo que se jugaban. Mbaye se convirtió en protagonista en un juego interior mermado en el cuadro salmantino reboteando y haciéndose grande bajo los aros.

 

El marcador reflejaba la igualdad de un partido con mucho respeto entre dos equipos que aspiran a cotas más altas y con un Aquimisa muy centrado en un ganar o ganar. Simon, muy inspirado daba un respiro en el marcador a los locales (16 – 14 minuto 9), que sufrían mucho sin Mbaye en el poste bajo para terminar los primeros diez minutos tres abajo (16 – 19).

 

En el segundo cuarto, Aquimisa comenzó más despistado y con menos trabajo atrás, lo que propició la primera gran ventaja para el equipo zamorano (21 – 28, minuto 15) apoyada en un gran acierto exterior. Pero el equipo de Isidro Álvarez se rehízo y se puso el mono de trabajo para a cinco puntos la ventaja. No obstante, su desacierto continuo a la hora de anotar y de tomar buenas decisiones en ataque le llevó a terminar el segundo cuarto 26 – 34 y con malas sensaciones.

 

NERVIOS Y DESPISTES…

 

El inicio de la segunda parte no fue mejor, lamentablemente, para los intereses de los salmantinos que se pusieron doce abajo (26 – 38, m. 22) y con un exceso de errores desde fuera que rompió Imad con una canasta tras rebote ofensivo, la tabla a la que se agarraba Aquimisa para seguir en el partido.

 

(Foto: I. Calle)

 

Pero nada funcionada y G. I. Queso Zamorano se marchó por catorce puntos (30 – 44, m. 24) con aún más precipitación y falló que en la primera parte del choque; Aquimisa necesitaba cabeza y encadenar dos acciones positivas para meterse en partido. Dieye dio el primer paso con un ‘2+1’ y Alonso con una buena defensa el segundo para despertar al equipo salmantino. Dos tiros libres de Alonso y otra gran defensa con canasta de Álex llevaron el marcador a la mitad (37 – 44) y transformaron a Aquimisa en el equipo que quiere ser.

 

Pero el desacierto exterior (0 / 10 en triples y 17 / 44 en tiros de dos) y dos malas defensas dejaron de nuevo doce abajo a los salmantinos que tenían pocos síntomas de recuperación.

 

El último y decisivo cuarto, Pedro, con cinco puntos consecutivos, rompió la tendencia negativa y metió de nuevo al equipo en partido, junto a un Alonso muy activo en ambos lados de la canasta. Pero la defensa seguía lastrando las opciones de remontada del equipo, que estaba diez abajo (48 – 58) a falta de seis minutos.

 

Pero el azar, sumado al nerviosismo y al desacierto de un equipo que tiene prisas por conseguir una victoria lastraron de manera definitiva su intento de remontada. Austin Simon con cuatro triples seguidos y sin fallo no eran suficientes para remontar, aspecto que dice mucho como fue el partido de Aquimisa.

 

Los salmantinos suman una nueva, dura y dolorosa derrota que les aleja de los puestos de cabeza y la difícil papeleta de jugar lo que queda de temporada con casi nada en juego.