Aquimisa Carbajosa se trae la tercera derrota de Ponferrada

Pendleton entra a canasta durante el choque de Copa (Fotos: I. C.)

Los salmantinos no fueron capaces de cambiar la racha negativa que acumulan a pesar de los 29 puntos de Pendleton.

FICHA TÉCNICA

 

Residencia Las Encinas Ciudad de Ponferrada (30+16+23+16): Ángel Infante (15), Kevin Bracy-Davis (25), Javier García (7), Gullit Mukendi (2), Moustapha Barro (23) –cinco inicial-, Miguel Ángel Ramón (-), Joshua Davis (7), Alberto Rodríguez (0), Víctor Pérez (-), Jorge Fernández (0), Jorge Vidal (-) y Leandro Cruvinel (6).

 

Aquimisa Carbajosa (21+22+13+20): Jalen Pendleton (29), Imobach Pomares (12), Dudu Dieye (5), Rubén Gutiérrez (8), Enouma Ebinum (11) –cinco inicial-, Raúl Crespo (0), Alberto Cano (0), Alonso Ruiz (0) y Aleksandar Rac (11).

 

Árbitros: González O. y Delval S. Eliminado por personales: Dudu Dieye.

 

Incidencias: Partido disputado en Ponferrada.

El Aquimisa Carbajosa ha sufrido su tercera derrota de la semana al caer 85-76 en casa del Restaurante Las Encinas Ciudad de Ponferrada en un encuentro en el que ha vuelto a dar la cara y ha tenido opciones de victoria ante uno de los grandes favoritos a ser el campeón del grupo. El conjunto de Víctor Rico, que ha contado con las bajas de Damon Jones y Gabriel Román, ha mejorado sus prestaciones en defensa y ha tenido en Jalen Pendleton a su gran baluarte en ataque con 29 puntos.

 

Los salmantinos salieron muy fríos a la cancha y lo pagaron encajando un parcial de 9-0 que les hizo ir a remolque durante el primer cuarto. Poco a poco los charros se fueron entonando y dos triples de Rubén Gutiérrez les daban aire. La primera parte llegó a su fin con buenas sensaciones para los de Víctor Rico, a los que sin embargo penalizaban el mal balance defensivo y la concesión de segundas opciones a los bercianos, que hacían valer el poderío físico de sus jugadores. Al descanso, el resultado de 46-43 dejaba las espadas en todo lo alto.

 

En la reanudación el equipo salmantino volvía a permitir canastas fáciles de los locales y otra vez tocaba reaccionar. Víctor Rico colocó a los suyos en una zona que se le atragantó al Ciudad de Ponferrada, mientras que los triples de Pendelton (7 en todo el encuentro) volvían a apreptar el marcador.

 

En el último periodo el partido estuvo en un puño y pudo haber caído para cualquier de los dos bandos, a pesar de que el juego de Aquimisa Carbajosa se volvió loco. Un par de acciones de 2+1 para los bercianos decantó finalmente el resultado y el cuadro charro se fijó como objetivo perder por la mínima diferencia posible pensando en el basketaverage.