Aquellas dos veces en las que Salamanca alucinó con la leyenda del deporte mundial: Gracias Pau
Cyl dots mini

Aquellas dos veces en las que Salamanca alucinó con la leyenda del deporte mundial: Gracias Pau

Pau Gasol en el Mulitusos Sánchez Paraíso

Pau Gasol dice adiós y es inevitable recordar sus grandes gestas y momentos deportivos. En la retina de los buenos aficionados salmantinos al baloncesto sus dos visitas al Multiusos con la selección en las que demostró lo que era, ha sido y es, el más grande.

"Dejo la selección y ahora intentaré desconectar, estar con mi familia y con mi hija. Toca hablar con mi familia para ver si merece la pena seguir jugando al baloncesto o si debería dar un paso a un lado y buscar otros desafíos”, emocionado y con la lógica frustración después de poder cumplir su último gran sueño y luchar por otra medalla olímpica Pau Gasol ponía punto y final a su etapa en la selección el pasado mes de agosto y entonces se pensaba que igual también al baloncesto como finalmente se ha confirmado.

 

Previamente ya tenía todo el reconocimiento pero ahora ya es inevitable referirse a él como una leyenda no sólo del deporte español sino mundial. Un jugador  irrepetible que ha marcado el devenir, repleto de éxitos, del deporte de la canasta en nuestro país y del que los aficionados atesoran innumerables recuerdos.

 

Allí por donde ha ido ha triunfado como jugador y seguramente muchos de esos aficionados que son de Salamanca han recordado en los últimos días u horas aquellas dos veces en las que Pau Gasol jugó en nuestra ciudad defendiendo los colores de la selección, primero cuando llegó ya como jugador de la NBA después de un primer año en el que fue elegido como el 'rookie de la temporada' y posteriormente cuando ya era una estrella mundial con medallas internacionales e incluso dos anillos de campeón de la NBA. 

 

Las dos veces Pau Gasol respondió a la expectación que se formó alrededor de la llegada de la selección masculina de baloncesto para jugar en el Multiusos Sánchez Paraíso, aunque se tratara de dos encuentros amistosos. 

 

 

El primer fue en agosto de 2013. Por aquel entonces Gasol ya era toda una sensación porque había sido designado como rookie del año de la NBA en 2002 como jugador de Portland y si figura ya emergía junto a la de Navarro como líder indiscutible del grupo, con permiso de los Herreros, Jiménez o Garbajosa que eran más veteranos, que dirigía Moncho López. Preparaban en Salamanca el Eurobasket de Suecia con un partido exigente ante Lituania. 

 

Más de uno tembló al pensar que no podría ver a Pau en acción porque a la capital del Tormes llegaba después de varios días sin entrenar por molestias en la espalda pero despejó todas las dudas para convertirse en el mejor de aquel encuentro y liderar, como tantas veces, a la selección hacia la victoria con 25 puntos anotados, 97-81. 

Esta fue la ficha técnica de aquel duelo para el recuerdo en el Multiusos:

 

97 España (18+29+24+26): Marco (2), Navarro (10), De la Fuente (5), Garbajosa (9) y Gasol (25), -cinco inicial-, Jiménez (5), Calderón (9), Felipe Reyes (4), Herreros (19), Alfonso Reyes (5), Grimau (4) y Cabezas (-)

81 Lituania (21+20+19+21): Jasikevicius (11), Stombergas (13), Songaila (12), Slanina (9) y E. Zukauskas (8), -cinco inicial-, Lvrinovic (9), Maskoliunas (2), Siskauskas (8). Praskevicius (4), Salenga (-) y Zukauskas (5).

 

 

Cuando el mayor de los Gasol regresó a Salamanca para jugar habían pasado nueve años y ya era leyenda de nuestro deporte por sus títulos internacionales con España y por los dos anillos de la NBA que había ganado junto a Kobe Bryant en los Lakers en 2009 y 2010

 

España se preparaba para los Juegos Olímpicos de Londres y programaba un partido de preparación frente a Túnez que se jugaba un 13 de julio de 2012. El triunfo de la selección fue rotundo (95-56) y otra vez Pau Gasol fue el mejor del equipo que ya dirigía Sergio Scariolo con 16 puntos anotados. 

 

Esta era la ficha de aquel duelo:

 

95 España (18+15+29+23): Calderón (3), Rudy (10), San Emeterio (6), Pau Gasol (16), Felipe Reyes (10) -quinteto inicial-; Marc Gasol (3), Llull (11), Ibaka (14), S. Rodríguez (12), Sada (4), Claver (5).

56 Túnez (14+11+13+18): Kechrid (7), Ghayaza (4), Slimane (4), Romdhane (19), Rezig (3) --quinteto inicial-; El Mabrouk (5), Lagnej (-), Knioua (2), Hafsi (5), Toumi (4), Mejri (5).

 

En aquel partido también estuvo otro jugador histórico que también se ha despedido de la selección en estos Juegos de Tokio, su hermano Marc Gasol, aunque tuvo un papel más discreto (3 puntos) porque apenas pudo jugar por culpa de las molestias que arrastraba.

 

 

Con ellos casi toda esa generación que convirtió al combinado nacional en la ÑBA y elevó a la máxima cota a nuestro baloncesto lo que justifica el gracias con el que se les despide de los Juegos de Tokio.