Aprobados los proyectos para mejorar los parques de San Bernardo y de Salesas

Plaza en el barrio de San Bernardo de Salamanca.

En San Bernardo, se arreglarán las zonas verdes en la calle Villares y está contemplado un parque infantil ahora inexistente.

La comisión informativa de Medio Ambiente ha aprobado este miércoles el proyecto para la renovación de las zonas verdes que se encuentran ubicadas en la calle Villares, en la confluencia con Peña de Francia, Candelario y La Alberca, en el barrio de San Bernardo. La actuación forma parte de las medidas anunciadas hace unos días y repescadas de octubre de 2016. El proyecto de reforma de esta zona contempla la creación de "una gran zona infantil", otra de aparatos de gimnasia para personas mayores, dos espacios estanciales con fuente ornamental y una zona vallada para perros incluida en el plan de parques para canes.

 

Las obras tienen un presupuesto de licitación de 341.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, lo que permitirá la creación de un corredor peatonal que unirá la calle Villares con el Paseo Filiberto Villalobos. La actuación contempla una nueva área infantil, actualmente estos espacios carecen de juegos, formado por tres 'combis' de diversos tamaño y para todas las edades, columpios, balancín, carrusel y cesta adaptada a niños con necesidades especiales.

 

Además, se creará una zona infantil deportiva que simulará a un campo de fútbol de césped artificial para los más pequeños. En cuanto a la zona de juegos biosaludables, constará de varios aparatos de gimnasia para personas mayores y la reforma extenderá también al alumbrado, pues actualmente esta zona cuenta con zonas de oscuridad. Respecto a la nueva zona de perros, con un tamaño de 367 metros cuadrados, estará vallada y contará con dos puertas de entrada con vestíbulo de seguridad, papeleras, bancos y fuente bebedero adaptada para mascotas.

 

 

PARQUE DE SALESAS

 

La Comisión de Medio Ambiente ha dictaminado favorablemente también el proyecto de mejora del parque de Salesas, con un presupuesto de 549.000 euros, para dotarlo de accesibilidad, de una nueva zona infantil de 500 metros cuadrados, casi un millar de metros cuadrados más de zonas verdes, un espacio para perros, otro estancial con fuente ornamental y una decena de aparatos biosaludables de madera para las personas mayores.