Apertura sin inauguración, ni pacientes ni casi coches en el vial del nuevo Hospital
Cyl dots mini

Apertura sin inauguración, ni pacientes ni casi coches en el vial del nuevo Hospital

La rotonda de los Sanitarios  y el paseo de la Transición Española. Foto: EP
Ver album

La nueva rotonda del paseo de San Vicente y la nueva calle se abren al tráfico rodado. Quedan remates y lo más importante: que se abra el Hospital para que haya usuarios.

Salamanca estrena hoy calle, y no una cualquiera. Se trata del paseo de la Transición Española, la calle que va a dar servicio al nuevo y esperado Hospital de Salamanca cuando se estrene, para lo que quedan semanas según Sanidad. Por ahora, el vial ya está listo y los accesos han dejado de ser un problema para abrir, algo que está marcando las primeras horas de uso de esta nueva calle.

 

Con el Hospital todavía en obras (se trabaja en su interior) no hay pacientes ni personal que acudan, así que los 600 metros de la nueva calle han estado prácticamente vacíos esta mañana. Tampoco había taxis, pero sí ruedan ya los autobuses urbanos. Una patrulla de la Policía Local vigilaba que el tráfico fuera el correcto mientras operarios de la empresa que ha ejecutado la nueva rotonda, dedicada a los Sanitarios, trabaja en los remates: falta ajardinamiento, aunque el resto está operativo: tanto en la rotonda como en el vial está toda la señalización, semáforos y marcas viales. No ha habido corte de cinta, una costumbre cada vez más desterrada de la iconografía política.

 

Con la apertura del vial y de la glorieta de acceso, se ha retomado la circulación normal en el Paseo de San Vicente, incluida la de las líneas de autobús 4, 5, 6, 10 y 11, que se habían visto temporalmente afectadas en sus recorridos con motivo de las obras, y esta recuperación del tráfico ha servido también para descongestionar la avenida Champagnat, por la que pasaban ahora más vehículos para acceder a calles como Espejo o Fonseca.

 

El nombre del nuevo vial, cuyas obras en su conjunto han supuesto una inversión de 5,5 millones de euros, es Paseo de la Transición Española y, en cuanto a la glorieta de acceso al Hospital Universitario de Salamanca, llevará por nombre Glorieta de los Sanitarios.

 

El paseo, con una longitud de casi 600 metros lineales, conecta el Paseo de San Vicente con la Avenida Ramos del Manzano y cuenta con una glorieta en la anterior curva del Paseo de San Vicente al Paseo del Desengaño que permite el acceso directo a la zona de urgencias hospitalarias, y conecta con la Glorieta Gloria Begué, ejecutada en la Avenida Doctor Ramos del Manzano, junto al Puente de la Universidad.

Noticias relacionadas