Aparece el cadáver de una mujer en el interior de una maleta en un contenedor

Leganés. La víctima, de rasgos caucásicos, presentaba aparentes signos de violencia.
EUROPA PRESS

El cuerpo sin vida de una joven de rasgos caucásicos apareció en la tarde de ayer en el interior de una maleta depositada dentro de un contenedor de basura en Leganés. El cadáver presentaba aparentes signos de violencia, informó un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

El cuerpo fue localizado por una persona alrededor de las 16.45 horas en el interior de un contenedor situado en las vallas de un instituto y de una residencia de atención a disminuidos físicos y psíquicos, radicado junto al número 5 de la calle Alemania de la localidad leganense.

Según fuentes vecinales, el hombre que encontró el cadáver es una persona que se dedica a rebuscar entre la basura. Tras encontrarlo, lo comunicó a varios paseantes, que no le tomaron en consideración hasta que uno de ellos se acercó al contenedor y comprobó el hallazgo. Entonces, avisó a la Policía. Los agentes locales fueron los primeros en llegar al lugar. Posteriormente, acudieron varias unidades de Homicidios de la Policía Nacional y una ambulancia del Summa-112, cuyos sanitarios confirmaron que la mujer estaba fallecida.

Posteriormente, los agentes acordonaron la zona y sacaron del contenedor de basura parte del cadáver y una maleta de color verde. Asimismo, inspeccionaron otro contenedor cercano, aunque no hallaron nada sospechoso. Más tarde, un camión del Ayuntamiento de Leganés se llevó el contenedor para hacer un análisis más profundo. Al lugar también llegó a las 19.20 horas un furgoneta del Tanatorio Norte de Madrid para trasladar el Cuerpo al Instituto Anatómico Forense. La Policía decidió cortar al tráfico durante varias horas la calle Alemania, situada en el barrio de Carrascal, zona residencial próxima al centro comercial Parque Sur y a la salida Sur de la ciudad y que, según los vecinos, “es un lugar muy tranquilo y donde nunca pasa nada de importancia”. Fuentes de la investigación apuntaron que, a priori, la víctima no reside en Leganés, puesto que no hay constancia de ninguna desaparición.