Ante un rival sin complejos, Avenida tira de ataque donde no llega la defensa

Perfumerías Avenida solventa su viaje a Ferrol con victoria, 83-88, y se quita de en medio un partido más que peligroso porque como quedó demostrado el desgaste acumulado podía pasar factura. No fue el mejor día de la defensa pero funcionó, sobre todo en el primer tiempo, desde el ataque. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

83 SPAR CENTER UNI FERROL (22+21+12+28): Jefferson (2), Araujo (12), Sánchez (14), Calvo (3), Barbee (12) -cinco inicial-, Cabrera (6), Kesanen (0)

 

88 PERFUMERÍAS AVENIDA (29+26+10+23  ): Silvia Domínguez (2), Chrissy Givens (0), Alana Beard (8), Jelena Milovanovic (14), Erika De Souza (14) -cinco inicial-, Adaora Elonu (4), Laura Gil (0), Ángela Salvadores (8), Laura Quevedo (6), Gabriela Marginean (9).

 

ÁRBITROS: Esperanza Mendoza e Iván Sánchez.

No era una salida cómoda la de Ferrol para Avenida. Un rival aguerrido, sin nada que perder, con menos físico pero que incomoda mucho a la defensa por su forma de atacar y todo en una semana sin entrenar en la que sólo ha viajado y jugado en Rusia. Con esa carta de presentación era difícil esperar un partido completo y lo cierto es que esta vez no se vio la mejor versión defensiva del equipo de Ortega en ningún momento pero sí apareció, sobre todo en el primer tiempo, una fluidez ofensiva que permitió manejar el duelo hasta casi cuando no quedaba aliento. 

 

Sobre el papel Perfumerías Avenida contaba con una ventaja interior, sobre todo con Erika De Souza, que comenzó a explotar desde el minuto uno. Un balón a la brasileña en la zona se traducía en puntos y así llegaron los seis primeros del equipo salmantino ante lo que Ferrol buscó respuesta en defensas zonales alternativas.

 

Avenida atacaba bien, cómodo, aunque atrás parecía más relajado de lo habitual y eso permitía que Ferrol pudiera ir sumando sin descolgarse en el marcador. La ambición y velocidad de Bea Sánchez y Araujo en las penetraciones no encontraba quien las frenara y las distancias no se iban más allá de los 5 puntos hasta que Quevedo y Salvadores enlazaron tres acciones consecutivas sumando de tres en tres -dos triples y un 2+1-. Ahí llegó el primer estirón importante de Avenida, 17-26, que encontraba en la línea de 6,75 un gran aliado con cuatro triples en el primer parcial.

 

Hubo un pequeño bajón en el segundo cuarto, quizás cuando al equipo le pareció que por la propia inercia del duelo se iba a romper en cualquier momento, y Ferrol consiguió un parcial de 8-0 con el que volvió a igualar la situación. Momento de zafarrancho de combate: Primero tiempo muerto de Ortega y después triple cambio con regreso a la pista de Domínguez, De Souza y Milovanovic.

 

De nuevo la zona se cerró sobre la brasileña y se abrieron los espacios para que llegara el acierto desde fuera. Así del 35-37 mediado el cuarto se pasó al 43-55 al descanso. Despliegue ofensivo en un encuentro en el que a Avenida, desgastado físicamente,  lo que le faltaba de piernas en defensa le sobraba de malo en ataque. 

 

La fluidez ofensiva que tuvo el partido durante el primer tiempo le faltó al juego a la vuelta de vestuarios. Muchos más problemas para anotar en ambos equipos, no tanto porque las defensas mejoraran en exceso como por errores y precipitaciones a la hora de mover el balón el balón y no acabar de encontrar la mejor elección en el tiro. En el toma y daca de estas stiuaciones salió algo más beneficiado Ferrol que consiguió afrontar el último tramo del encuentro aun posibilidades porque tan sólo perdía por diez puntos, 55-65. 

 

Las prestaciones ofensivas de Avenida bajaban por momentos y como atrás el equipo seguía teniendo problemas la diferencia seguía descendiendo. Además por segunda vez en el partido Ferrol se encontraba con un triple acompañado de una falta y ocasión de sumar cinco puntos de golpe con los que se puso a tiro de un equipo salmantino con muchas problemas de faltas -que llevaban al tiro libre a su rival-, y con casi la única solución en ataque de De Souza. 

 

Las locales se pusieron a tiro de una canasta pero los puntos de Gaby, De Souza y Beard dejaron el marcador en 75-81 a 3'06" del final. Con esa ventaja supo manejar el equipo salmantino, con varias jugadoras ya visiblemente cansadas, la situación aunque Ferrol siguió apretando hasta el pitido final. Con él llegó la victoria y por fin el descanso.