Año nuevo, vida igual... ganaderos e industriales siguen sin entenderse en la Lonja de Salamanca

(Foto: Chema Díez)
Ver album

El presidente de la mesa de porcino optó por una bajada del precio del cebo y el cebo de campo tras un nuevo desacuerdo entre los vocales.

El ibérico no cambia ni con el nuevo año... 2019 ha llegado tal y como se despidió 2018, o lo que es lo mismo, con polémica y desacuerdo entre los vocales de la mesa. Y es que industriales y ganaderos siguen condenados a no entenderse...

 

El cebo y el cebo de campo bajaron su precio 0,02 y 0,01 euros en una nueva polémica en la mesa de porcino, con enfrentamiento entre ganaderos e industriales.

 

Los industriales hicieron hincapié en que la industria está volcado en la bellota, “y estas navidades cada vez se hacen más operaciones por la Lonja de Salamanca y menos por Extremadura. Cada día le comemos más el terreno y tenemos más relevancia”, aseguró Fernando Santos.

 

Luis Ramos indicó que la “bellota se hace más por Extremadura que por Salamanca porque es donde están los cerdos; es así”.

 

Isidoro Blázquez aseguró en su turno de palabra que hay que tocar “el cebo porque sigue a la baja, es obvio. En bellota se hace mucho también por Salamanca aunque por Extremadura se hace más porque es donde más hay”.

 

Goyo Sánchez explicó que en la bellota “todo está como al principio y se respetan los acuerdos. En el cebo, la tendencia es al misma de antes, a la baja, agravada porque empieza la matanza de la bellota. En el cebo de campo, no está tan flojo como en el pienso”.

 

Por su parte, los ganaderos no compartieron la misma opinión, y destacaron lo siguiente: “Hay una estabilidad en el cebo y porque se mate la bellota, no tiene por qué bajar el cebo; una cosa no tiene por qué ir relacionado con la otra. La bellota está bien aunque hay menos que en años anteriores”.

 

Otros vocales aseguraron que no se tiene en cuenta cómo va a quedar el tema de la Norma y el nuevo protocolo de los animales de cebo y no “creo que se tome ninguna decisión ahora. El mercado no está preparado para ciertos marranos por la incertidumbre y no tocaría los precios”, explicó Pablo Rodríguez.

 

En la cotización, los industriales solicitaron una bajada de entre -0,04 y 0,05 euros para el cebo y -0,02 para el cebo de campo, mientras que los ganaderos pidieron una repetición de los precios. La decisión final del presidente fue la de bajar -0,01 euros cebo de campo y -0,02 euros el cebo de campo.

 

Los lechones bajaron 0,02 euros, mientras que los lechones bajaron 5 euros las dos categorías.

 

PORCINO BLANCO

 

Por su parte, el porcino blanco optó por una repetición de los cerdos selecto, graso, normal y las cerdas, mientras que los lechones subieron su valor un euro, mientras que los tontones bajaron 5 euros su valor.