Año negro del turismo en Salamanca: 70 hoteles cerrados, 800 trabajadores en paro y 700.000 viajeros menos
Cyl dots mini

Año negro del turismo en Salamanca: 70 hoteles cerrados, 800 trabajadores en paro y 700.000 viajeros menos

Turistas en la calle Rúa Mayor a comienzos de agosto. Foto: A. Santana

Los hoteles pierden un 70% de viajeros y pernoctaciones, con un 40% de los establecimientos cerrados y la mayoría de sus empleados despedidos o en ERTEs.

El 2020 ha sido el año de la debacle del turismo en Salamanca. La provincia, acostumbrada a ir de récord en récord en los últimos años, ha visto reducirse un 70% el volúmen de turistas, lo que ha impactado directamente en negocios y empleo, con un 40% de los hoteles cerrados y más de 800 de sus empleados en paro o en ERTE.

 

Según los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera, Salamanca ha perdido cerca de 700.000 viajeros y 1,3 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros durante el año pasado. Es un 70% de su volúmen de 2019, en la línea de lo que ha ocurrido en el resto de España con el turismo: en el conjunto nacional, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros bajaron un 73,3 % en 2020, hasta 91,6 millones.

 

En el caso de Salamanca, se ha pasado de 1.052.347 viajeros en hoteles en 2019 a los 308.199, un 71% menos y provincia más afectada. Y en el caso de las pernotaciones ha pasado de 1,8 millones de noches de hotel a 527.588, un 71% menos, y de nuevo provincia con mayor caída. Por supuesto, el resultado tiene que ver con la pandemia.

 

Enero y febrero fueron buenos en su nivel, pero a partir de ahí marzo se quedó sin datos tras la declaración del estado de alarma y el cierre (la encuesta se hace preguntando a los establecimientos y muchos hoteles estaban ya cerrados), abril pasó en cero absoluto por primera vez en la historia y mayo tampoco ofreció datos. En junio con la repertura hubo cierta reactivación, pero sólo se salvaron julio y agosto, con entre la mitad y un tercio de los viajeros habituales, igual que septiembre. A partir de ahí, rebrotes, segunda y tercera ola han hecho el resto.

 

La crisis ha golpeado también a negocios y empleo. El año pasado Salamanca terminó con 118 hoteles abiertos por los 189 habituales, un 40% menos. Y en el empleo, sólo 312 personas trabajaban en los establecimientos por los 1.128 de la plantilla habitual en 2019, 816 puestos de trabajo menos: el resto, despedidos o en ERTEs.