Andrés Suárez: "A veces duermo con la guitarra y nacen canciones"

El cantante, Andrés Suárez.

Andrés Suárez ha llegado a Salamanca para firmar el libro 'Más allá de mis canciones' en la librería Santos Ochoa.

El cantautor, Andrés Suárez, es un artista revelación con un crecimiento imparable en los últmos. Ha pasado de cantar en garitos emblemáticos a llenar recintos de 15.000 personas. En 'Más allá de mis canciones' recrea, a través de relatos en prosa poética, la intrahistoria de sus canciones más conocidas.

LA ENTREVISTA

-¿Por qué decidió contar 15 letras de sus canciones en un libro?

-Nunca había escrito nada más allá, que no fuese una canción. Un día, mi amigo Víctor Manuel me solicita escribir el prólogo de sus memorias, y era la primera vez que escribía algo que no durase 3 o 4 minutos. Fue un reto y una aventura, pero me vi capacitado. Vi, al menos, que podía publicar algo con amor, con cariño y con verdad, que son mis recuerdos; 15 canciones que, pueden gustarte o no, pero que juegan con la sinceridad que creo que hoy en día es necesaria para todos. Así que asumí el reto.

Se lo agradezco infinitamente a mi editor Gonzalo Albert, quien estuvo apoyándome desde el principio, creyendo en mi palabra y ayudándome. Una cosa es escribir una canción, que está limitada en el tiempo, tiene una rima y ya está; es fácil. Pero un libro es infinito; tienes que decidir cuándo escribir la palabra 'fin'. Entre mi amigo Víctor Manuel y mi amigo Gonzalo Albert, me dieron las fuerzas necesarias como para atreverme a escribir un libro sincero que trata de mis recuerdos, de mis verdades, de mis noches y de mis amaneceres compartidos, y a la gente le está gustando. Al menos me está creyendo, que es lo importante.

 

-¿Tienen sus canciones algún elemento compartido en un alto porcentaje?

-Sí, seguramente. Yo soy una persona que me repito mucho. Soy muy pesado hablando de mi mar, de mi tierra, de mi Galicia, pero que soy neto hijo de marineros; pero es que soy eso. La gente que dice que me reitero, bueno, no puedo dejar de ser yo. Si hablase de otro paisaje estaría mintiendo. Entonces, soy sumamente gallego, de los míos y de mi tierra, con mucha morriña. Me repito incluso en Madrid hablando del mar y del océano, pero me siento bien y me hace bien. Para mí es necesario ese estado morriñesco en el que habito me hace feliz, es lo que soy. Entonces siempre ansío regresar a casa.

 

-¿Qué es Galicia para usted?

-Galicia es mi acento, mi origen, mi sangre. Soy más gallego que cantante; bastante más. Me di cuenta cuando llegué a Madrid, y se me secaba la piel y el acento, y si me dolían determinados órganos, de echar de menos. Yo me crié en una playa, con una relación directa con el mar; cuando no era pillando olas, era remando con mi padre. Por lo tanto, Galicia es todo lo que soy cuando no canto.

 

-¿Cómo se siente con esta fama que ha cosechado hasta el punto en el que está ahora, en comparación con la etapa de lucha por un 'huequito'?

-Bueno, la verdad es que no considero que tenga fama. Voy alcanzando popularidad. Yo voy al mercado de mi pueblo en Torrelodones y no tengo paparazis en la puerta. Quiero decir que hago una vida de lo más normal. Si es cierto que han venido a verme más personas, por lo tanto soy más feliz. Lo importante es que personalmente sea el mismo. Yo a título personal soy el mismo. Me lo dice mi madre las dos veces que la veo al año, en navidades y en semana santa, porque el trabajo me permite volver en esas fechas, y me ve igual. Eso es con lo que me quedo, lo que me importa y lo que necesito, que no haya cambiado. Luego que mi música tenga otro estilo, que toque otra guitarra con otro color, o que escriba de una manera más madura, no es malo en absoluto, todo lo contrario. Pero si a título personal me olvido de mi tierra o de los míos, estoy perdido. Nunca ha sido así. Estoy muy agradecido con las primeras personas que venían a verme; aquellos 5, aquellos 6 o aquellos 20 que venían a los garitos, y sí, la verdad es que en deuda con ellos y cada disco los tengo muy presentes.

 

-¿Por qué el rollo cantautor nunca está de moda?

- La verdad es que creo que no es que tengamos que estar de moda, porque el cantautor representa a la palabra y al pueblo, por lo tanto es imposible que haya una moda de cantautor. Hay moda de otras cosas. Yo entiendo que la música techno, la dance, el reggaetón, o lo que sea, que respeto todo tipo de música por el hecho de serlo, pueda estar de moda porque se consume. Es decir, yo creo que la palabra no es consumo, la palabra es cultura, es otra cosa; es necesidad.  Si perdemos la palabra lo perdemos todo.

 

-¿No se describe como poeta?

-No soy poeta. Yo entiendo, respeto y valoro el que todo el mundo hoy en día sea poeta. Más que entenderlo, lo comparto. Hoy en día abrimos un blog y ya nos declaramos poetas. Creo que por el hecho de entregar la poesía y practicarla no eres poeta. Igual que el practicar un deporte como hobby no te convierte en deportista. 

 

-¿Por qué Marta Bellvehí se encarga de las ilustraciones?

-Por su color, por sus luces, por su luminosidad, ante mi pasado más oscuro. Ella ha sido capaz de retratar, con color, momentos grisaceos de mi vida y le estoy muy agradecido.

 

- ¿Me puede contar alguno de esos pasajes grises?

-Yo no creo que sea abanderado de nada. Ni quiero dar ejemplo de nada. Viví intensamente la noche en años pasados, pero no me arrepiento de haber dormido poco, aunque ahora estoy en otra etapa de mi vida. Obviamente al destapar cajones y cartas enterradas, pues siempre se descubren momentos, incluso, peligrosos. Y ella ha sabido sacar un color y una sonrisa a algo que no lo tenía. De aquel dolor, al menos, nacieron canciones. Algo bueno tenía que quedar.

 

-Siete discos, ¿se quedas con alguno en particular?

-Yo siempre me quedo con el último. Pretendo la excelencia, busco mejorar, ser mejor, evolucionar. Por lo tanto no puedo no puedo hablar del primero porque se me caería la cara de vergüenza. Siempre me quedo con el último porque lo trabajé muchísimo y los arreglos con los músicos aún me emocionan. En esto de la música todos estamos de ida, nadie está de vuelta. 

 

-¿Hay colegueo entre cantautores, o rivalidad?

-Pues tal vez el mismo que con los periodistas, o en otra profesión. El ego es muy malo, y trabajar con algo con lo que te aplauden cada tres minutos, lo que dura una canción, es muy para él. Es necesario el metro cuando tienes que convencer para conseguir una moneda. No sé si hay rivalidad o no, pero a estas alturas, con 34 años, me importante bien poco. 

 

-¿Cuál es su rival favorito?

-Una hoja en blanco. No hay nada como enfrentarse a una hoja en blanco. No es lo mismo que vengan las musas en un hotel de cinco estrellas, con algunas copas de más, a levantarte todos los días a las seis y media de la mañana con un café para empezar a escribir, aunque te duela, aunque luego no sirva para nada y decidas romper el papel, pero, al menos, has practicado.

 

-Me refería a un rival físico, a otro de los suyos, un referente para usted.

-Tengo muchos. He escuchado mucho a Serrat y leído a Benedetti, luego me he ido a Extremo Duro y más tarde a Antonio Vega. Tengo muchos referentes, pero últimamente estoy en una etapa en la que me acuerdo mucho de mi querido Enrique Urquijo, un gran genio que se nos fue. Yo le agradezco siempre a los grandes cada una de las letras que escribo.

 

-¿Cómo es el público de Salamanca?

-De Salamanca recuerdo mis mejores conciertos. Un público universitario que hacía que en lugar de un concierto todo pareciera una fiesta en la que dormíamos poco y nos reíamos mucho. Yo soy del norte y siempre he considerado que de Madrid para arriba todo es norte. No me gusta que la gente tenga el tópico de que el público del norte es frío. En firmas de libros llevaré mi guitarra, hablaré de mis canciones y lo pasaremos bien. Creo que será un encuentro entre familia. 

 

-¿Cuáles son sus próximos pasos?

-Después de la firma en Salamanca estaré también en Valladolid. La semana que viene cruzo el charco y me voy a Ecuador con muchas ganas porque va a ser muy distinto. Después regreso y seguiré compaginando la firma del libro 'Más allá de mis canciones' con la gira de 'Desde una ventana'. Estaré en Valencia, Vigo, Barcelona, y en la página web https://www.andressuarez.es/ están todas las fechas. Dormir poco y trabajar mucho está muy bien. 

 

-¿Ha dormido hoy con la guitarra?

-(Ríe) La guitarra la llevo a todas partes y mucha gente me dice que soy muy pesado porque a todos lados voy con ella. Muchas veces duermo con ella porque me paso la vida durmiendo en los hoteles de aquí para allá. A veces duermo con la guitarra y nacen canciones. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: