Amor y Paz cruza el Tormes pero no consigue vencer a la lluvia

María Nuestra Madre por el Puente Romano (Foto: Arai Santana)
Ver album

Tras dos años sin poder salir, los hermanos se han arriesgado, pero la lluvia no les ha dejado seguir. 

El milenario Puente Romano de Salamanca ha vuelto a unir las riberas del río Tormes para dar paso a la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, uno de los momentos más fotografiados y buscados de la Pasión charra.

 

Este año el recorrido solo se ha podio llevar a cabo hasta el mencionado puente, ya que la lluvia les ha impedido realizar el recorrido corto que su presidente, Manuel González, decidió minutos antes de salir, la vuelta se realizaría en La Catedral. 

 

Los hermanos, pasadas las 20.30 horas con sus hábitos monacales blancos, han iniciado la subida al centro, acompañados por el tradicional sonido de sus carracas y matracas, junto a sus cruces y sus faroles típicos de hojalatero, pero el agua no les ha permitido llegar hasta La Catedral tal y como lleva ocurriendo en años anteriores.

 

 

Durante la marcha han portado el Cristo del Amor y de la Paz (anónimo del siglo XVII) y María Nuestra Madre (Hipólito Pérez Calvo, 1987), que han subido por la calle Tentenecio, característica por sus pequeñas dimensiones y por su desnivel, además de por ser testigo de uno de los milagros más conocidos de la ciudad, el del toro bravo y San Juan de Sahagún.

Comentarios

Lector 19/04/2019 21:03 #1
En que quedamos. Llegaron solamente hasta el puente romano o subieron por la cuesta Tentenecio.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: