Amenaza para el Archivo: abren la puerta a entregar papeles a las autonomías y a los municipios de Valencia y Cataluña
Cyl dots mini

Amenaza para el Archivo: abren la puerta a entregar papeles a las autonomías y a los municipios de Valencia y Cataluña

Archivo de la Guerra Civil en Salamanca

Algunas enmiendas a la nueva Ley de Memoria Democrática incumben al Centro Documental de Salamanca y, en caso de ser aceptadas, facilitarían la salida de más legajos.

La nueva Ley de Memoria Democrática podría abrir la puerta a la salida de más documentos del Archivo de Salamanca. Esta semana concluyó el plazo para que los partidos políticos presentasen sus enmiendas al texto original y hay varias que afectan de lleno al Centro Documental de la Memoria Histórica. La ley aún está en pleno proceso de discusión en las Cortes.

 

El Grupo Parlamentario Republicano, por ejemplo, firma una disposición adicional que afirma textualmente que "en el plazo de 12 meses desde la entrada en vigor de esta Ley el Gobierno aprobará un Real Decreto a fin a efecto de restituir la documentación incautada a municipios valencianos y catalanes, actualmente depositados en el Archivo General de la Guerra Civil española sito en la ciudad de Salamanca". El motivo de añadir esta disposición adicional, según explican en la correspondiente justificación, es que "se considera imprescindible hacer mención explícita a las incautaciones de documentación a los municipios catalanes y valencianos".

 

Algunas formaciones políticas valencianas como Compromís han reclamado en numerosas ocasiones el retorno de legajos depositados en Salamanca y esta disposición adicional, en caso de incluirse finalmente en la ley, dejaría expédito el camino de salida del Archivo.

 

Papeles para las Comunidades

 

El Grupo Parlamentario Plural también tiene algo que decir. Sugieren incluir una disposición adicional "para la restitución de los documentos decomisados por el franquismo" que también atañe directamente al Archivo de Salamanca. La disposición afirma que "el Estado" (sic.) promulgará un decreto para desarrollar la Ley 25/2005 de 17 de noviembre "por la que se dispondrá un procedimiento para la restitución de los documentos de las personas y entidades de las otras comunidades autónomas que incluirá las obligaciones de la administración del Estado y de las comunidades autónomas afectadas de difundir y publicitar los titulares de los fondos documentales requisados".

 

Un poco de historia: la Ley 21/2005 de 17 de noviembre que menciona el Grupo Parlamentario Plural ya preveía la restitución de los papeles requisados a entidades privadas y a particulares. Un Real Decreto promulgado en 2008 se encargó de precisar cómo podrían recuperarlos. Grosso modo, si alguien quería un legajo requisado durante la Guerra Civil, debía contactar con su Comunidad Autónoma y ésta se ocupaba de los trámites con el Ministerio de Cultura. Una comisión técnica tendría la última palabra sobre si el papel salía o no de Salamanca. El Real Decreto dejaba claro que en caso de que los papeles "no fueran restituidos a sus titulares en el plazo previsto, deberán ser reintegrados, en el plazo de tres meses, al Centro Documental de la Memoria Histórica".

 

Salida de papeles del Archivo en 2006. (Foto: Arranz / Ical)

 

Entonces, ¿por qué el Grupo Parlamentario pide que se promulgue un nuevo Real Decreto? Según recoge la justificación de sus alegaciones, el primero, el de 2008, "no tuvo ninguna efectividad por no hacer publicidad e imponer condiciones que impedían el acceso de los posibles afectados a reclamar el retorno de aquello que desconocían" y con un segundo Real Decreto se resolvería la cuestión de la publicidad.

 

Pero también, y aquí llega el susto, porque aspiran abiertamente a que "los documentos que no sean restituidos serán librados a las respectivas comunidades autónomas para que los conserven y custodien para formar parte de su memoria republicana". El Real Decreto de 2008, recordemos, habla de restituir documentos a "personas naturales o jurídicas de carácter privado" y de devolverlos a Salamanca si aquellos no llegaban a manos de quienes los solicitaron. Con esta disposición, si no apareciese ningún heredero, acabarían en manos de las comunidades autónomas.

 

Nuevo nombre y devolución de papeles

 

Otra enmienda trata de que algunos papeles sacados del Archivo regresen a Salamanca. Sin embargo, está firmada por el Grupo Parlamentario Popular, por lo que tiene pocos visos de prosperar. 

 

La citada enmienda cambia el nombre del Centro Documental de la Memoria Histórica a "Centro Documental de España Siglo XX" y, lo más interesante, en su epígrafe 5 afirma textualmente que "el Centro Documental de España Siglo XX recibirá todos los documentos que han salido irregularmente del Archivo General de la Guerra Civíl y del Centro Documental de la Memoria Histórica, y, en todo caso, aquellos respecto de los que el Tribunal Constitucional ha resuelto que deben reintegrarse por no haberse localizado al propietario o legítimo heredero de este y que salieron del Centro para ser entregados a los mismos".

 

Este punto es una mención directa a la polémica en torno a los documentos enviados a Barcelona y que, según algunos investigadores, deben volver a Salamanca porque no tienen herederos. El Tribunal Constitucional también se ha manifestado en este sentido, pero por el momento no parece que ningún papel vaya a regresar.

Comentarios

Carlos 18/12/2021 10:31 #3
Qué cambien los papeles por industria se los lleven todos y nos traigan trabajo a esta Salamanca
Todos son culpables 17/12/2021 20:23 #2
Al margen del lugar dónde pueda estar el archivo, es una salvajada destrozarlo, tal y como lo están haciendo. Esta situación está afectando a los representantes politicos de esta provincia cuando llegan las votaciones. Y seguirán restando simpatizantes si votan en contra de los intereses de los salmantinos.
Bravo 17/12/2021 15:18 #1
Que alegría, ya tiene el facherio salmantino otro objetivo contra que disparar sus frustraciones ( en vez de pedir responsabilidades a sus gobernantes) ahora ya no solo sera contra los catalanes, sino también contra los valencianos y todo aquel que ose tocar el Archivo, por cierto Archivo que mucho de ellos no saben ni donde está y mucho menos lo han visitado. Eso de visitar museos y leer es cosa de progres.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: