Amenábar marca tendencia con su jardín de la Plaza Mayor y Madrid recupera árboles y flores para la suya

El efímero ajardinado de la Plaza Mayor de Salamanca para un rodaje de Amenábar crea tendencia: Madrid pondrá árboles y flores de manera permanente. En la plaza salmantina se eliminaron en los años '50.

La Plaza Mayor de Salamanca ha albergado multitud de actividades que han variado su fisonomía en los más de 250 años de historia que tiene. Sin embargo, una de las estampas más recordadas es la que lucía a mediados del siglo pasado y que estaba protagonizada por los jardines. La imagen se ha podido rememorar recientemente con el rodaje de una película de Amenábar para el que se volvieron a plantar los parterres que tuvo hasta el último cambio de imagen que dejó la plaza como está ahora, pavimentada.

 

Esa efímera vegetación duró sólo unos días durante el mes de mayo, pero ha marcado tendencia, y genera algunas preguntas sobre un futuro cambio. Hace unos días, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba la nueva fisonomía de su Plaza Mayor. El lugar empezará este curso con mobiliario renovado en sus terrazas y la colocación de más de mil plantas de flor y pequeños árboles, un cambio que ha surgido de las ideas que han aportado consistorio y hosteleros que, además, pagan los 400.000 euros que costarán las 700 mesas y 2.000 sillas nuevas.

 

El regreso de árboles y flores es una idea municipal. El Ayuntamiento capitalino se ha comprometido a poner mil plantas de flor sembradas en las jardineras de doscientos separadores de terrazas, y cien pequeños árboles de coníferas sembrados en sendos maceteros cuadrados de gran tamaño. Las plantas se cambiarán dos veces al año, en invierno y en verano. De este modo, la plaza madrileña recuperaba unos elementos, árboles y flores, que tuvo desde mediados del siglo XIX y hasta 1920. En 2017 estuvo cubierta de césped durante unos días como parte de una intervención artística.

 

 

En el caso de la de Salamanca, la Plaza Mayor estuvo ajardinada desde mediados del siglo XIX, cuando se decidió poner arbolado y parterres y que dejaran de celebrarse corridas de toros en su interior. También tuvo un templete que fue sustituido durante unos años por una fuente central. El ajardinado fue eliminado en 1954 con motivo de la visita del dictador Francisco Franco en mayo, cuando en dos días fue agasajado con las medallas de oro de la Ciudad y de la Provincia así como los doctorados Honoris Causa por la Universidad de Salamanca y por la Universidad Pontificia.

 

La Plaza Mayor está este verano de 2018 en obras para rehabilitar su deteriorado pavimento, que llevaba muchos años esperando un arreglo. Muchas de sus losas estaban hundidas, había muchas grietas entre ellas y algunas estaban partidas. Se está nivelando toda la superficie, empezando por la parcela central, dentro de la zona delimitada por una hilera de piedras de color rojo; más adelante se terminará con la zona que ocupan las terrazas.