Álvaro de Arriba y las internacionales de Avenida, las únicas opciones del deporte salmantino para Tokio 2020
Cyl dots mini

Álvaro de Arriba y las internacionales de Avenida, las únicas opciones del deporte salmantino para Tokio 2020

A falta de nueve meses para la inauguración de los Juegos Olímpicos, la cita olímpica es un objetivo real solo para el ochocentista y las internacionales del club de baloncesto.

El gran objetivo de la temporada 2019/2020 que ahora empiezan los deportistas salmantinos de élite son los Juegos Olímpicos. La ceremonia de inauguración es el 24 de julio de 2020 y, a nueve meses exactos de ese momento, son muchos los que quieren estar en Tokio y muy pocos los llamados a conseguirlo. En realidad, poquísimos en el caso del deporte salmantino, que tiene reducidas opciones tanto en disciplinas individuales como en deportes de equipo. Solo el atletismo y el baloncesto femenino están en condiciones de aportar olímpicos, pero el deporte salmantino no los tendrá en disciplinas como la natación, ciclismo, tenis, tiro o fútbol, disciplinas en las que ha tenido olímpicos a lo largo de la historia.

 

El gran baluarte, hoy por hoy, es Álvaro de Arriba. El campeón de Europa indoor de 800 está a punto de empezar una nueva temporada, aunque casi acaba de terminar la larguísima de 2019, con los mundiales de Doha. De Arriba es prácticamente la única opción individual pura del deporte salmantino para Tokio ya que es el único deportista nacido, criado y formado en la provincia con posibilidades, aunque para compensar la previsible 'soledad' como representante salmantino, su presencia se da casi por segura.

 

El de La Fuente de San Esteban es el gran referente del 800 español y lleva varios años instalado entre los mejores del mundo. Ya tiene varias finales internacionales y dos medallas en Europeos, además de varios títulos de campeón de España y con la selección española; es un atleta absolutamente fiable y contrastado.

 

Para estar en Tokio, tiene que hacer la mínima que exige la organización, 1.45:20 en el caso del 800. Está al alcance de su mano, y de hecho era más difícil la del Mundial de este año por el salto que suponía de una temporada a otra, y la logró sin problemas. Tiene hasta el 29 de junio de 2020 para conseguirla. La selección se conocerá el día 5 de julio de 2020, pero para entonces la clasificación puede estar ya hecha. El Mundial indoor, la temporada de mítines y la preparación de los Juegos son los hitos intermedios camino de Tokio para el salmantino.

 

La otra gran opción del deporte salmantino para Tokio son las internacionales de Perfumerías Avenida, que previsiblemente se harán sitio en las selecciones que acudan al torneo olímpico de baloncesto femenino. Andrea Vilaró, Laura Gil y Silvia Domínguez, salmantina como la que más tras una década en el club, son las aspirantes por la selección española que se tiene que clasificar todavía en el preolímpico. A ella se pueden unir la británica Carlie Samuelson y las estadounidenses Tiffany Hayes y Jewell Loyd. La que estará seguro es la nigeriana Evelyn Akhator, fichada esta temporada por el club salmantino, base titular de Nigeria y que, como selección campeona de África, ya tiene plaza en Tokio. 

 

 

Otras opciones

 

Entre las que más 'números' tiene para acudir a Tokio está la judoca María Bernabéu. Nacida en Salamanca, pero criada y formada deportivamente en Alicante, ha sido dos veces medallista mundial y llegó al comabate por el bronce en los Juegos Olímpicos de Río en 2016, así que es aspirante a medalla en Tokio.

 

Se descuelgan de la cita Víctor Sánchez, salmantino que se formó en las categorías inferiores del Salamanca Rugby Club antes de dar el salto fuera de Salamanca, a los clubes de Valladolid, y que fue olímpico en Río. Sin embargo, España no tendrá equipos en Tokio tras quedar fuera en los preolímpicos.

 

La nadadora María Delgado, vinculada por su familia paterna, al pueblo salmantino de Monleras aunque nació en Zaragoza, cuenta entre las que tienen opciones de repetir, porque ya fue medallista en los paralímpicos de Río hace cuatro años.

 

A todos ellos hay que sumar técnicos y representantes de federaciones como Antonio Sánchez (atletismo) o el propio entrenador de Álvaro de Arriba, Juan Carlos Fuentes; y mientros del staff técnico de selecciones como Ángel Basas y Pilar Delgado, que ya estuvieron en Río.