Álvaro de Arriba se pasa al 1.500... pero no hasta después de Tokio 2020

Álvaro de Arriba, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río.

El mediofondista salmantino terminará el ciclo olímpico en 800 y después se pasará al 'milqui' como una transición natural en su carrera.

El futuro de Álvaro de Arriba está en el 1.500. No es algo raro, sino la evolución natural de muchos predecesores en la prueba de 800 que acabaron en una de las distancias reinas, el 'milqui' como un paso más de su carrera. Así lo ha manifestado el atleta salmantino en un acto promocional en El Corte Inglés, donde ha anunciado que el próximo jueves celebrará un entrenamiento con aficionados.

 

"Entrenamos para dar el salto al 1.500. Estemos o no en los Juegos Olímpicos de Tokio, a partir de 2020 me llega la edad perfecta. El 800 es una prueba de jóvenes y en 2020 daré el salto al 1.500", ha dicho el vigente campeón de España absoluto de los ochocientos. Eso sí, el cambio no será hasta después del presente ciclo olímpico, que desemboca en Tokio, y donde el salmantino quiere estar como ya estuvo en Río. 

 

A la cita japonesa llegará maduro en el 800, puede que con varios títulos nacionales y el asalto a la élite europea, así que es el momento ideal para el cambio de distancia que ya han hecho antes otros como Manuel Olmedo, Roberto Parra o José Antonio Redolat.