Álvaro de Arriba se juega con dos de los favoritos a las medallas un sitio en la final del Mundial

Álvaro de Arriba, en el Mundial de Londres.

Álvaro de Arriba compite este viernes en la misma serie que Kszczot y Brazier, dos de los favoritos. Sólo los dos primeros irán directos a la final.

40.000 DÓLARES POR EL ORO, 4.000 POR SER FINALISTA

 

La IAAF reserva más de 2,2 millones de dólares para premios, que se pagan en la moneda estadounidense a pesar de que se compite en Gran Bretaña. Los ganadores de cada prueba se llevarán 40.000 dólares, 20.000 para la plata y 10.000 para el bronce; ser finalista también tiene premio: 8.000, 6.000 y 4.000 dólares por ser cuarto, quinto y sexto, respectivamente. Los premios son idénticos para las carreras de relevos, pero a repartir entre el equipo. Y el récord del mundo tiene un bonus de 50.000 dólares.

Álvaro de Arriba ya tiene rivales para su reto de brillar en el Mundial de pista cubierta. El salmantino tendrá que jugarse el pase a la final con dos de los rivales más duros de la lista de inscritos. El mediofondista coincidirá en la segunda semifinal con el polaco Kszczot y el estadounidense Brazier en una serie complicada. Sólo pasan los dos primeros de cada serie de manera directa, y se repescan otros dos puestos por tiempos; para esto último, De Arriba correrá sabiendo el crono de la primera semifinal y podrá jugar la baza de meterse por tiempos si la carrera sale rápida. La salida está prevista a las 20.23 horas española. En la primera serie participa el otro español, Saúl Ordóñez, que tiene como principales rivales al líder mundial, Korir, y al marroquí Smaili.

 

La IAAF cuenta entre los favoritos del 800 a Álvaro de Arriba. En su previa de la competición, la federación internacional señala por encima de todos al keniata Korir, que sólo ha corrido una carrera este invierno, pero que le sirvió para hacer 1:44.21 en Nueva York, líder mundial en pista cubierta y marca personal. Es el gran favorito con permiso de Adam Kszczot, el más experimentado y laureado de todos los participantes con sus cinco medallas de oro europeas y cuatro podios mundiales, invicto este invierno (el salmantino estuvo a punto de batirle) y deseoso de ganar su primer Mundial.

 

Al margen de ellos dos, la IAAF señala a los dos estadounidenses, Donavan Brazier y Drew Windle, que han bajado de 1.46 recientemente y llegan con confianza. Y al salmantino Álvaro de Arriba, cuarto del ránking mundial este invierno con sus magníficos 1:45.43 de Salamanca en febrero, y con un gran rendimiento: ha lucido en mítines internacionales y, además, se ha proclamado campeón de España. El marroquí Smaili, con el que se ha visto en mítines, cierra la lista de favoritos.