Álvaro de Arriba se despide del Mundial sin poder pasar del tope de las semifinales

Álvaro de Arriba, en su serie de los 800 metros del Europeo indoor de Belgrado.

El atleta salmantino pagó una semifinal muy rápida en la que no pudo meterse en carrera en ningún momento. Último en su serie, se queda con haber pasado ronda y con su puesto general: 16 del mundo en 800.

Álvaro de Arriba se despide del Mundial de Londres tras haber cumplido el objetivo de pasar ronda y meterse en las semifinales, el tope histórico para los españoles en el 800 en citas mundialistas. En esa barrera se han quedado el salmantino y Kevin López que han quedado los últimos en sus respectivas carreras, pero con un discurso muy diferente. El sevillano reconoció errores en otra oportunidad que se le va, mientras el salmantino sigue en progresión: en el sumario de la prueba es el atleta número 16 del mundo y no ha estado tan lejos de la clasificación para la final.

 

De Arriba ha arrancado muy tranquilo, atrás del todo, último al paso por la campana para la última vuelta, pero con el grupo muy junto en una carrera bastante rápida. Después ha dicho que marchaba atrás porque el primer 200 se hizo a fondo. No ha podido salir del último puesto ni siquiera en la recta final, su especialidad. Al final, octavo de su serie y fuera sin poder acercarse a los puestos de final, aunque los tiempos de clasificación estaban dentro de sus posibilidades: el ganador ha terminado en 1.45:02, casi la marca personal del salmantino al que le ha faltado un poco de fuerza. Está claro que el Mundial es un nivel superior y que carreras que por marca no aparentan nada son realmente duras. De Arriba ha marcado 1.46:64 y quizás podría haber alcanzado la clasificación por tiempos: se metieron el tercero y cuarto de su serie con tiempos por encima de 1.45:60 al alcance del salmantino.

 

En el sumario de la prueba ha terminado en el puesto 16 del 800 mundial y ha pasado una ronda, algo que sólo unos pocos atletas españoles han hecho en 40 años de mundiales. Comparativamente, su rendimiento ha sido el mejor de los desplazados a Londres con la selección española en su especialidad.

 

"Sí, estoy contento, hoy me he encontrado genial calentando. Y después de la tensión, me he encontrado en una semifinal de un Mundial. Poco a poco voy avanzando, el año pasado en series de Juegos y este año la medalla europea, un año de diez", ha dicho. De Arriba ha recordado que "la suerte me sonrió y la clasificación fue una alegría, el trabajo de todo el año", ha dicho sobre su clasificación el sábado. El atleta salmantino ha reconoce que se ha salido muy rápido "y que el primer 200 no es que me haya quedado sino que se ha salido muy rápido. Luego en la recta ya era demasiado", ha dicho. "Estoy acostumbrado a entrenar a estas horas, el cuerpo responde mejor, pero no hay que poner excusas, yo he dado todo de mí, trabajamos un año sólo para esto y hay que disfrutar haber llegado a semifinal", ha dicho.

 

Las dos primeras semifinales fueron extrañamente lentas, a pesar de lo cual Kevin López quedó último en la primera con un tiempo muy superior a sus posibilidades; y en la segunda quedó fuera de los puestos directos incluso Korir, el líder mundial del año, sorprendido en una carrera de velocidad media. Han triunfado los atletas que han sabido mandar en carrera, colocarse bien y estar siempre delante.

Noticias relacionadas