Álvaro de Arriba se clasifica para la final del Mundial con una demostración de temple y final

El salmantino ha ganado su serie tras correr último hasta 200 metros del final. Este sábado irá a por las medallas.

Álvaro de Arriba se ha clasificado para la final del Mundial de atletismo en pista cubierta tras una brillante carrera en 800 metros a pesar de que ha corrido resfriado. El salmantino, con el mejor tiempo de la serie, arrancó atrás y quedó descolgado sorprendido por el ritmo del egipcio, un atleta desconocido que puso un ritmo increíble. A falta de 200 metros el salmantino era el último, cambió en la última curva y acabó ganando su serie. Tendrá la compañía del berciano Saúl Ordóñez, que también se ha clasificado tras una gran semifinal, en su caso ha entrado por tiempos.

 

La carrera ha puesto a prueba a un De Arriba que corría con un fuerte costipado, pero que la ha rematado con una demostración de temple y clase y una dosis de su temible 'rush' final. Arrancó atrás, como es costumbre en él últimamente, pero se ha visto algo sorprendido por el ritmo de egipcio, un atleta con el que nadie contaba. Ha templado nervios y ha aguantado en cola, aunque incluso ha estado un poco descolgado. A falta de 200 metros ha pasado último al toque de campana, y a partir de ahí ha remontado: cambió a falta de 100 metros, ganó puestos en la curva y acabó ganando su serie con la cuarta mejor marca del año, 1.45:44... y tirando de Ibuprofeno.

 

A pesar del resfriado, el salmantino ha demostrado que está listo para cualquier tipo de carrera. A una semifinal que salió rápida ha respondido con la cuarta mejor marca mundial del año, rematada en un final demoledor, sin ponerse nervioso y acertando en todas sus decisiones. Eso le da una oportunidad histórica este sábado en la final, que se disputa a las 20.35 horas, hora española. Y es que sólo dos años después de su debut internacional en categoría absoluta, en el Mundial de pista cubierta en Portland, el salmantino ya está en la final, en la que Kszczot, el británico Gilles, el marroquí Smaili y el español Saúl Ordóñez son los candidatos a los tres metales.

 

"Muy contento, me he encontrado bien dentro de lo que cabe, ya contaré estos últimos días con algunos problemillas", ha dicho en tono misterioso. "Estaba viendo ritmos de paso, sabía que iban rapidísimo, sabían que iban a pinchar y me he encontrado fuerte en la última vuelta", ha dicho. "Esperaba que fuera una carrera rápida, pero no tanto. Ya está. Hoy ya pasó, pensar en la final", ha dicho sobre su reto de este sábado. "Cuando vea quien pasa me plantearé qué hago mañana", ha asegurado. "Físico no tengo ninguna lesión, pero el frío me ha sentado un poco mal y llevo un par de días resfriadillo, con Ibuprofeno, controlando", ha dicho.

Noticias relacionadas