Álvaro de Arriba renuncia a la temporada de pista cubierta y mira ya a los Juegos Olímpicos

El campeón de Europa de 800 cierra la corta temporada de invierno por lesión y se centra en el gran objetivo del año, Tokio 2020.

Álvaro de Arriba ha decidido renunciar a la temporada de invierno en pista cubierta tras la lesión en el sóleo que sufrió hace unos días y centrarse en el gran objetivo de 2020, los Juegos Olímpicos de Tokio, para los que restan seis meses. El campeón de Europa de 800 bajo techo cierra por tanto la temporada indoor sin casi haberla empezado para no arriesgar la cita con la que sueña desde hace cuatro años.

 

El salmantino empezó hacer unos días la temporada con una primera competición en la que se lesionó. El diagnóstico, una doble rotura de fibras en el sóleo, complicaba poder acudir a los mítines de Lievin y Madrid, y al campeonato de España, únicos objetivos de la temporada bajo techo una vez que el Mundial de China se ha aplazado a 2021.

 

Ante esta situación, De Arriba ha decidido dar carpetazo a la temporada bajo techo, secundaria en sus aspiraciones, y centrarse en la preparación de la temporada de verano y el gran objetivo a seis meses vista de los Juegos Olímpicos de Tokio.