Álvaro de Arriba: "No descarto a nadie, pero el 800 va a ser cosa de tres"

Kevin López, Álvaro de Arriba y Daniel Andújar, los favoritos en 800 metros.

"En los campeonatos es complicado hacer marca. Cuanto más nivel hay, menos se corre porque la gente se respeta mucho", asegura De Arriba sobre la posibilidad de hacer marca. La supremacía del 800 y confirmar plaza para el Europeo están en juego.

La prueba de 800 metros va a ser una de las más competidas del próximo Campeonato de España de atletismo en pista cubierta, y en la lucha va a estar Álvaro de Arriba. Otras pruebas tienen la presencia de atletas muy destacados y en gran forma como Ruth Beitia, la triplista Ana Peleteiro o el decatleta Jorge Ureña; el duelo del 60 vallas entre Orlando Ortega y Yidiel Contreras; la enorme competencia del 1.500 con hasta diez atletas aspirantes; la lucha en el 60 lisos entre 'el pájaro' Rodríguez, David Alejandro, Mario López y Sergio López... Pero la lucha en el 800 va a ser cerrada como pocas.

 

A día de hoy, tres atletas tienen todas las papeletas para el título nacional. El líder del ránking, Kevin López, diez veces campeón de España absoluto y que cedió el título al aire libre el año pasado por incomparecencia; su sucesor en el cetro, el salmantino Álvaro de Arriba, olímpico, con una mejor marca ya metida en 1.46, tercero en el ránking este invierno y que busca un duelo con el sevillano; y el tercero en discordia, Daniel Andújar, uno de los grandes talentos del 400-800 en los últimos años y que se ha colocado segundo del ránking con 1.47 'pelado'.

 

Ellos tres tienen mínima para el Europeo y ocupan las tres plazas que, como máximo, va a conceder la Federación Española. En principio, y salvo desastre o lesión, tienen el billete asegurado porque no parece que pueda inmiscuirse entre ellos ninguno más, aunque tiempo para mínimas hay y todo aquel que pise podio este fin de semana en Salamanca tiene opciones. Con todo, es entre López, De Arriba y Andújar que está el juego, y se trata incluso de marcar territorio en la distancia.

 

"Se van a repartir las plazas para el Europeo y somos tres los que tenemos la marca, pero el nivel es muy alto. Estamos los tres entre los siete mejores de Europa este invierno en el 800 y eso no es algo que se suela ver", asegura De Arriba. "Otros años ha estado más abierto, hemos peleado cinco o seis. Pero ahora mismo estamos tres atletas con la mínima, aunque no descarto a nadie, pero va a ser una prueba cosa de tres", asegura el salmantino.

 

De Arriba parte con la ventaja de conocer la pista porque entrena en ella con cierta frecuencia, y cree además que pueden salir buenas marcas en este campeonato porque se trata de una pista bastante dura que devuelve mucha energía y que favorece a velocidad y pruebas explosivas. En fondo y marcha está el hándicap de la altura. "En los campeonatos es complicado hacer marca. Cuanto más nivel hay, menos se corre porque la gente se respeta mucho. Pero bueno, el nivel del 800 ahora es muy alto, somos gente muy joven, somos el presente de la prueba y también el futuro a muy largo plazo", asegura.