Álvaro de Arriba, la gran baza del atletismo salmantino y aspirante a un trono vacante después de seis años

Álvar de Arriba, en la llegada a meta con Kevin López en el 800.

El mediofondista es la principal opción del atletismo salmantino, que acude con sólo tres atletas. Kevin López se va al 1.500 y deja vía libre a un nuevo campeón. Los hermanos García en las vallas cierran la participación de Salamanca.

El Campeonato de España de atletismo en pista cubierta del próximo fin de semana es la cita culmen antes del Mundial bajo techo en Birmingham. El campeonato doméstico es, además, la última oportunidad para hacer la mínima y de Valencia deben salir confeccionados los equipos, y por supuesto están en juego los títulos nacionales. Títulos que están vacantes en buen número por las ausencias, cambios de prueba, lesiones... Entre los que esperan nuevo rey, el del 800, al que aspira Álvaro de Arriba.

 

El año pasado De Arriba tuvo que ceder ante el sevillano que le doblegó en la pista de Salamanca en la última final, la que cerraba el campeonato. Pero este año López ha decidido pasarse al 1.500 y deja libre un cetro con el que se ha alzado de manera consecutiva en las seis últimas ediciones. El salmantino es el principal favorito para relevarle, y más después del invierno que está haciendo. Su estratosférica marca personal, mínima para el Mundial (el único que la tiene) y sus actuaciones ante el 'coco' Adam Kszczot, al que ha estado a dos centésimas de batir en un duelo directo, le convierten en la referencia, pero no se puede despistar. El gallinero del 800 español está muy ajetreado, con atletas como Saúl Ordóñez (campeón al aire libre), Daniel Andújar o Ignacio Fontes que, además, buscan la mínima o una actuación destacada que les valga para clasificarse.

 

Al margen del mediofondista, el atletismo salmantino ha clasificado a sólo dos atletas más. Se trata de los hermanos Antonio y Pedro García, que participan en el 60 vallas. Antonio se puede quitar la espina de la final del campeonato sub 23, donde el oro se le escapó por un simple tropiezo. El año pasado se codeó en la final con Orlando Ortega, otro de los que se ausenta este año. La participación salmantina se completa con Gabriel Martín de Velocistas de Salamanca (200) y Mario Juez de Atlético Salamanca (800).

 

 

MUCHAS AUSENCIAS

 

El campeonato nacional de este invierno registra muchas bajas de campeones. La principal, la de Ruth Beitia. La santanderina fue la gran atracción hace un año en Salamanca, pero ha decidido dejarlo. Eso deja no vacante, sino huérfana, la prueba de altura en la que se ha impuesto en las ¡16 últimas ediciones hasta 2018!

 

También es baja Yunier Pérez, el velocista del momento, que se ha lesionado cuando estaba de récord en récord y que tendrá que esperar para debutar con España. En su ausencia Ángel David Rodríguez es el favorito porque, además de un enorme historial, está en un gran estado de forma. Otro cetro que queda libre es el de 400 que tan brillantemente consiguió el año pasado Óscar Husillos. El palentino se ha decantado por el 200 donde amenazará el récord del ausente Bruno Hortelano que ha decidido aplazar su esperado regreso al verano; en su ausencia, los tres integrantes restatantes del 4x400 español se disputan los 400:  Samuel García, Lucas Bua y Darwin Andrés Echeverry compiten por ello.

 

Tampoco estará en Valencia el subcampeón de Europa de combinadas, Jorge Ureña, que ha renunciado al resto de la temporada a cubierto por las molestias físicas que viene arrastrando. Tampoco estará la vigente campeona del pentatlón, Andrea Medina.