Álvaro de Arriba inicia la defensa de su bronce Europeo este viernes en Glasgow
Cyl dots mini

Álvaro de Arriba inicia la defensa de su bronce Europeo este viernes en Glasgow

El salmantino se concentra este martes con la selección española. Es el referente del 800 y uno de los favoritos: tiene la cuarta marca europea del año y la segunda de los participantes.

Álvaro de Arriba inicia este martes el viaje hacia Glasgow para participar en el Campeonato de Europa de pista cubierta, en el que defiende la medalla de bronce conseguida hace dos años en Belgrado. Se concentra este martes y viaja este miércoles. Aquel tercer puesto fue su pase para la más exquisita lista atlética, la de la alta alcurnia del 800 europeo y mundial, y dos años después el salmantino ya ha sido triple campeón de España, olímpico, finalista en un Mundial y en otro Europeo, campeón de los Juegos Mediterráneos... En resumen, una de las estrellas del atletismo nacional, pero como atleta incoformista quiere más.

 

De Arriba acude al campeonato continental como cabeza del equipo de 800 de España. Saúl Ordóñez, que está en la lista de los clasificados por la EAA, se va a decantar por el 1.500 y el salmantino debe ser el referente del equipo nacional de ochocentistas a pesar de que tiene como compañero al sorprendente Mariano García, el sub 23 que le derrotó en la final del nacional. Además, acredita una de las mejores marcas europeas y dejó constancia de su buen estado de forma en su última competición.

 

Aquella carrera, típica de campeonato, fue el culmen de un invierno que amenazaba con torcerse para el salmantino. Tras haber entrenado mejor que el año pasado, y un estreno de temporada con un 400 en el que hizo marca personal, llegó el Meeting Villa de Madrid y pasó lo que ya sabemos: caída, una herida en la espalda y sus planes que volaban por los aires. La idea era aprovechar la cita para hacer una buena marca, pero no pudo ser. Viaje precipitado a Liévin para intentarlo, sin éxito, el tropiezo del campeonato de España... La cuestión se complicaba, pero la enderezó Álvaro con victoria y gran marca en Dusseldorf, el mismo día que quedaba confirmado en la selección.

 

El Álvaro de Arriba que debemos esperar en el Europeo de este fin de semana es el del mitin alemán. Se sacó allí el salmantino la mala suerte de encima y puso sobre el tartán el estado de forma que atesora ante algunos rivales directos. Paró allí el crono en la cuarta marca europea de la temporada, que en realidad es la segunda de todos los concurrentes en Glasgow porque el líder europeo, el británico Thomas Staines, no está seleccionado, y el tercero es Saúl Ordóñez, al que De Arriba pisa los talones con su 1.46:63. Por delante solo tiene al que parece su rival más directo, Adreas Kramer. Y dentro del 1.46 hay otros cinco atletas: Guy Learmont, Mark English, Amel Tuka y Filip Snejdr. De esta lista, a la que podemos sumar a los polacos Lewandowski y Rozmys, deben salir los integrantes de la final.

 

Esa es la aspiración del salmantino, pero el camino no es nada sencillo. Por delante, tres carreras en tres días, algo que destroza las aspiraciones de muchos. Ahí parte con ventaja De Arriba, la que le da la experiencia de haber hecho ya ese tipo de esfuerzos en los grandes campeonatos a los que es asiduo. Las series son el viernes a partir de las 19.48 (todavía no hay listas de salida), las semifinales el sábado por la tarde y la final, el domingo (18.57). Sobrevivir a la primer ronda, pasar a las durísimas semifinales, clasificarse para una final... tiene un mérito enorme. Conseguirlo es ya un objetivo en sí. Y una vez allí, Álvaro tiene por costumbre no renunciar a nada, ni mediando un catarro monumental como el del Mundial del pasado invierno.